La vampira de Barcelona

Una asesina de niños que que con la sangre de sus víctimas fabricaba supuestos remedios contra la tuberculosis

image

Nombre: Enriqueta Martí
Período sangriento: 1909-1912
Categoría: Asesina organizada
Actuaba en: Barcelona
Crímenes probados: 17

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una bruja disfrazada de hada madrina

Las víctimas de Enriqueta siempre eran niños. Los abordaba en las calles o los mercados, vestida de pordiosera, y les engatusaba con su falsa simpatía ofreciéndoles caramelos para llevárselos con ella.

Secuestro inesperado

Cuando la mujer y sus inocentes víctimas estaban fuera de la vista del público, la asesina adormecía a los críos con un pañuelo con cloroformo.

El sótano de los horrores

En el sótan los mataba, los descuartizaba y ponía sus restos al fuego para extraer la sangre y la grasa.

Asesina de día, dama de noche

Por la noche, vestida como una elegante señora, salía de casa y se reunía con gente de la burguesía. Les vendía remedios preparados con grasa humana, que decía que curaban la tuberculosis.

Una vecina muy curiosa

El azar fue determinante en la resolución del caso. Un día, una mujer chismosa del barrio, curioseó a través de la venta de la casa de Enriqueta y la vio casualmente armada con un cuchillo y forcejeando con una niña. La vecina avisó a la policía.Al registrar la casa, los agentes encontraron abundantes restos humanos y a dos niñas aún vivas con las cabezas rapadas. Enriqueta fue condenada a prisión y murió envenenada en la cárcel. se dice que para que no revelara los nombres de sus poderosos clientes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ser humano