Stonehenge sobre ruedas

image
Los vehículos de Carhenge, entre los que destacan varios Cadillacs, son todos de fabricación americana.

Los druidas (si es que queda alguno) deben estar que se suben a los árboles.

¿La causa? Que en EEUU, en el desierto de Nebraska, existe una réplica casi exacta de la construcción megalítica de Stonehenge.

La diferencia reside en que la versión americana, en vez de con dólmenes, está hecha con coches.

Carhenge, que es el nombre de este extraño monumento, está construido con 38 automóviles distribuidos en un círculo de 29 metros, y es obra del ingeniero Jim Reiders.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ser humano