DE LABORATORIO
AMENAZASOPCIONES
[image id=»12499″ data-caption=»» share=»true» expand=»true» size=»S»]

CELULAS EMBRIONARIAS sin padre… En julio nacieron en Pekín 27 ratones por un nuevo método: tomaron células madre de la piel de un roedor, las devolvieron a su estado embrionario y las implantaron en un útero.

[image id=»12500″ data-caption=»» share=»true» expand=»true» size=»S»]… pero imperfectos. Muchas células no progresaron, y todas las crías que nacieron murieron a los pocos días. Quizá porque, para “reprogramar” esas células, hay que añadirles cuatro genes.
[image id=»12501″ data-caption=»» share=»true» expand=»true» size=»S»]

ESPERMA ARTIFICIAL el sucedáneo… También en julio, en Newcastle obtuvieron esperma artificial. De entre las células madre embrionarias, seleccionaron las “destinadas” a convertirse en espermatozoides.

[image id=»12502″ data-caption=»» share=»true» expand=»true» size=»S»]… y el auténtico. Pero el esperma “viaja” en el líquido seminal, y este no es un mero vehículo, sino que contiene hormonas que estimulan la ovulación y ayudan a la maduración de los óvulos.
NATURALES
AMENAZASOPCIONES
[image id=»12505″ data-caption=»» share=»true» expand=»true» size=»S»]

PARTENOGENESIS sin sexo… La reproducción asexual detiene la evolución porque los genes no se recombinan, pero el bdelloide abandonó el sexo hace millones de años y aún evoluciona.

[image id=»12506″ data-caption=»» share=»true» expand=»true» size=»S»]… y con malformaciones Los matrimonios consanguíneos suelen tener hijos con labio leporino, anencefalia, espina bífida, luxación congénita de cadera…
[image id=»12507″ data-caption=»» share=»true» expand=»true» size=»S»]

EL COSTE DE TENER MACHO ser madre. Que nuestra reproducción sea sexual obliga a las mujeres al “gasto” vital de la ovulación, el embarazo, la crianza…

[image id=»12508″ data-caption=»» share=»true» expand=»true» size=»S»]la prolactina. El hombre segrega más cuando va a ser padre; la química de su cuerpo también se dispone a cuidar hijos.
[image id=»12521″ data-caption=»» share=»true» expand=»true» size=»S»]EL COSTE DE SER MACHO se arriesgan… Los colores y otros despliegues de la “publicidad” de los machos para lograr hembra son a la vez un riesgo, porque les exhibe ante depredadores. [image id=»12522″ data-caption=»» share=»true» expand=»true» size=»S»]… pero mejoran la especie. Sí, porque desde Darwin sabemos que la competencia genética y la criba que hacen la hembras perpetúa a los seres mejor adaptados.

Redacción QUO