Criminales de ultratumba

Así eran los vampiros de las auténticas leyendas

image
Una estaca en el corazón los destruía, como muestra este grabado del siglo XVIII.

Los “no muertos” son criaturas nocturnas y, según las leyendas, sienten predilección por el frío.

Su naturaleza es maligna y se les atribuyen actos que van desde las simples gamberradas (tirar piedras o asustar al ganado) hasta beber sangre humana.

Pero también se les ha acusado de provocar enfermedades, volver estériles las tierras y traer la peste.

Algunos, además, mataban a sus víctimas asfixiándolas.

Para impedir que regresasen de la tumba, se recurría a cortarles la cabeza, quemarlos o clavarlos al fondo de su ataúd con una estaca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ser humano