Los habitantes de la Isla de Pascua no se mataron ni se comieron entre ellos

Una nueva investigación sugiere que la sociedad que poblaba la isla no colapsó de forma violenta

Hasta la fecha, la teoría de que la sociedad que habitaba la Isla de Pascua colapsó de forma violenta, contaba con un amplio consenso. Se pensaba que la competencia entre los distintos clanes por fabricar los moáis, degeneró en un enfrentamiento sangriento y provocó también una escasez de recursos, que empujó a los habitantes de la isla al canibalismo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pero, ahora, un nuevo estudio realizado por un equipo del Proyecto de Estatua de la Isla de Pascua, sugiere un escenario diferente. Los investigadores realizaron un análisis de las herramientas de basalto que los nativos utilizaron para fabricar los moáis, con la intención de descubrir de dónde procedía el material.

Y los resultados sugieren que, mayoritariamente, las herramientas están fabricadas con basalto de una misma cantera. Para los investigadores, el hecho de que los miembros de los distintos clanes trabajasen juntos en la misma cantera, sugiere que existía una cooperación activa entre ellos, y no un enfrentamiento.

Además, según los autores del estudio, una sociedad que fue capaz de esculpir los aproximadamente 1.000 moáis que hay en la isla, necesitaba de gremios artesanales que son un indicio de la probable existencia de un orden y una estabilidad, que no casan bien con la idea del caos y el enfrentamiento que se había transmitido hasta ahora.

Fuente: LiveScience.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades