¿Tiene esta arma acústica el peor sonido del mundo? Tranquilos, no es letal

Recuerda al sonido de un módem antiguo intentando conectarse a Internet, pero la idea es aturdir y crear confusión antes de un ataque. Está generado con aire y láseres.

image
Credit: Youtube

Quienes tienen 20 y muchos o 30 y pocos guardamos en la memoria un sonido específico relacionado con la tediosa conexión a Internet: un ruido que resultaba estridente, molesto y que suponían los 20 segundos más largos del mundo (y eso que a veces ni siquiera llegaba a conectarse). Ahora, un programa militar de EEUU llevado a cabo por el Departamento de Defensa, especializado en la creación de armas no letales, ha sacado adelante una en concreto que resulta muy parecida y con un ruido igual de molesto.

La idea del proyecto es aturdir, crear confusión o incluso meter miedo ante un posible ataque inminente. Ya no solo por el propio ruido en sí, sino también por las “voces” que se parecen escuchar al final del vídeo. Y es que el dispositivo, que parece que funciona dando vueltas sobre una especie de ruleta, es conocido como Sistema de Efecto de Plasma Inducido por Láser No Letal (menos mal, porque yo ya lo he escuchado), altera literalmente los átomos para crear palabras de aire fino. Por lo tanto, gracias a esta arma, se crea un efecto de “casa encantada” o de “walkie talkie” que puede hacer que más de uno se piense dos veces si entrar o no a algún recinto a atacar.

¿Cómo funciona?

Se compone de dos partes: por un lado, un láser de femtosegundo (muy usado en oftalmología) que dispara una ráfaga de luz focalizada durante unos 10 o 15 segundos. Un tiempo necesario para rasgar los electrones de las moléculas del aure y crear una bola de plasma (campo de gas electrificado, altamente sensible a los efectos electromagnéticos). Es entonces cuando los científicos golpean ese plasma con otro nanoláser, sintonizado a una gama extremadamente estrecha de longitudes de onda. De esta forma se puede crear luz y sonido y dar esa sensación de sonido de “walkie talkie”.

La distancia a la que puede llegar el sonido dependerá del radio de los dispositivos utilizados: cuando más grandes sean, mayor alcance tendrán. Por ejemplo, uno de 20 centímetros de diámetro ha logrado alcanzar hasta 5 kilómetros de distancia, pero este último puede llegar a alcanzar distancia kilométricas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ser humano