Y tú... ¿qué ves en esta imagen?

Mira fijamente este pato. ¿Estás seguro de que es un pato? ¿Puedes ver su ojo y su pico? Puede que estemos influyendo en tu percepción más de lo que crees... Te lo explicamos.

¿Y si en lugar de decirte “atento a esta ave” te pidieran que observaras el conejo de la imagen? La percepción varía en función de las indicaciones o sugerencias que recibas. Así, al menos, se desprende de un estudio realizado por Kyle Mathewson, de la Universidad de Alberta. Para este profesor del Departamento de Psicología, “esto demuestra que bastan unas pocas palabras para que nuestro cerebro analice la información en un sentido u otro”, explica. Con frecuencia interpretamos los datos de la manera que inconscientemente queremos. El trabajo de Mathewson, publicado en Perception, llama la atención sobre lo fácil que es manipular las sensaciones que las imágenes proporcionan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades