Esta ha sido la persecución más larga y a más velocidad que ha vivido la policía canadiense

Un helicóptero persiguió a un coche durante 154 kilómetros, el cual llegó a alcanzar los 237 km/h. El conductor fue finalmente detenido.

Un hombre de 47 años ha tenido en jaque a la policía del este de Toronto en una de las mayores persecuciones que ha vivido en años. Ocurría a finales del mes pasado cuando una mujer llamó a emergencias para denunciar que un Chevy Camaro estaba conduciendo de forma errática tras ella obligando casi a la mujer a tener un accidente. Los oficiales le pidieron que se acercase a la comisaría más cercana, ya que un coche policial intentaría detener al coche sospechoso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cuando quisieron intentarlo, este se negó y es cuando comenzó una persecución de película en la oscuridad de la noche durante 154 km a velocidades que oscilaban entre los 180 y los 237 km/h. Una situación que ponía en peligro la circulación de la autopista 401 de la región. Para no poner en peligro a la patrulla de policía, un helicóptero fue el encargado de seguir su trayectoria con una cámara de visión nocturna. A pesar de que el coche paró tras 2 horas de carrera, este intentó escapar sin éxito por un bosque, donde las autoridades lograron detenerle.

El hombre se enfrenta a múltiples cargos entre los que se incluye posesión de drogas, conducción temeraria sin licencia y desobediencia. Aquí tenéis el vídeo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades