Restos biológicos para detectar la infidelidad

1. Sangre.

Si se trata de una muestra, hay que transportarla en un bote con un conservante específico y preparada en laboratorio. Si es así, su fiabilidad es del 90%. Si es una mancha, su fibiablidad será 75-90%, según dónde esté depositada. El papel absorbente es el más eficaz.

2. Cabello.

Para hacer una prueba de paternidad o de maternidad se necesitan, al menos, 3 ó 4 pelos con raíz. La tasa de éxito para obtener ADN es del 85%.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

3. Colillas.

La fuente de ADN es la saliva que dejamos en una colilla cuando fumamos. El análisis se realiza sobre el filtro de una o dos colillas, que deben secarse y guardarse en un sobre de papel. La tasa de éxito es del 85%.

4. Chicle.

La saliva que dejamos en el chicle mientras masticamos permite obtener ADN. El chicle debe haberse masticado durante, al menos, 15 minutos, y tendrá que ser enviado en una bolsa de plástico. La tasa de éxito es del 80%.

5. Palillos o hilo dental.

Las células y la saliva derivadas de su uso permiten sacar una muestra de ADN. Se guarda la muestra en un papel. Su tasa de éxito es del un 80%.

6. Cera de los oídos.

El cerumen resultante de la limpieza de los oídos, recogido con bastoncillos de algodón, tiene una tasa de éxito para obtener ADN del 85%.

7. Semen.

Esta muestra debe enviarse en un frasco el mismo día de la recogida. Algunos laboratorios recomiendan que, si se va a tardar más tiempo en enviarla, se extienda sobre un papel absorbente y se deje secar. La tasa de éxito para obtener ADN es del 90%.

8. Residuos del afeitado eléctrico.

En el depósito de la maquinilla de afeitar eléctrica, junto con los pelos, quedan células cutáneas que también pueden ser utilizadas para obtener ADN. Su tasa de fiabilidad es del 80%.

9. Uñas.

Las uñas en sí mismas no sirven para extraer ADN, pero sí las células de la piel que se quedan adheridas a ellas. Las uñas de los pies son más fiables, porque es más probable que no estén contaminadas con el ADN de otras personas. Las uñas de las manos pueden tener residuos o células de otras personas, y provocar una mezcla de perfiles y, con ella, la anulación del análisis. La tasa de éxito para obtener ADN es del 85%.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

10. Cepillo de dientes.

Es una muestra que comporta una cierta complicación a la hora de analizarla, y no se puede garantizar una tasa alta de obtención de ADN. El problema es la pasta dentífrica, cuyos componentes interfieren en el proceso analítico impidiendo obtener un perfil de ADN. La tasa de éxito para obtener ADN es del 75%.

11. Compresa.

Es una muestra típica en casos de infidelidad, para detectar la presencia de esperma. También se utiliza para establecer el perfil genético de forma confidencial de una mujer. El análisis de la sangre presente en la compresa es muy complicado, porque es una muestra que se degrada rápidamente. La tasa de éxito para obtener ADN es del 70%.

12. Dientes.

Son muestras difíciles de tratar. Cuanto más tiempo pasa desde el momento en que se extraen hasta su análisis, más difícil es obtener ADN. La tasa de éxito de obtención de ADN es del 60%.

13. Ropa interior.

Obtener ADN de una prenda es un proceso complicado. Por eso, es mejor enviar la prenda completa al laboratorio, para que ellos tomen la muestra. La tasa de éxito varia del 20 al 80%.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ser humano