Ha muerto Dorothy Malone, la bibliotecaria más bella de la historia del cine

Recordamos su genial escena con Humphrey Bogart en El sueño eterno

La actriz Dorothy Malone ha muerto a los 92 años. Fue una de las grandes estrellas femeninas del cine de los 50 y 60. Los aficionados la recordarán como una sensual rubia platino, de rostro anguloso, pero también como una actriz de notable talento, que realizó brillantes interpretaciones con directores como Douglas Sirk (en Escrito sobre el viento, pror la que incluso ganó el Oscar a la mejor actriz de reparto, y Ángeles sin brillo), Raoul Walsh (Juntos hasta la muerte y Más allá de las lágrimas) o Robert Aldrich (El último atardecer). Trabajó además en la famosa película de Paul Verhoeven Instinto básico, donde daba vida a la madre del personaje que encarnaba Sharon Stone.

Pero cuando Dorothy saltó a la fama, aún no se había cambiado el color del pelo. Fue en 1946, en El sueño eterno, legendario clásico del cine negro dirigido por Howard Hawks, y protagonizado por Humphrey Bogart y Lauren Bacall. La actriz aparece rabiosamente hermosa en una divertida secuencia en una biblioteca junto a Bogart. La escena no estaba en la novela original de Raymond Chandler en la que se basa el filme, ni tampoco en el guión. Tal y como recordaba Hawks en su biografía: "La improvisamos sobre la marcha. Y la rodamos únicamente porque la chica era condenadamente guapa y tenía un enorme talento".

Podéis disfrutarla en este vídeo, y deleitaros con sus brillantes diálogos.

Y tampoco queríamos esta otra escena mítica de su filmografía. Pertenece a Aángeles sin brillo, una magnífica película de Douglas Sirk sobre una famila que se gana la vida haciendo acrobacias aéreas. La escena en la que el personaje de Dorothy salta en paracaídas con vestido y falda, ha quedado también para los anales del cine clásico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades