Un enjambre de drones intentó atacar dos bases rusas en Siria

Los militares derribaron siete de ellos

Los drones están cada vez más presentes en los arsenales de los principales ejércitos del mundo. Existía el temor de que los terroristas también comenzaran a usar esta tecnología para cometer atentados, y dicho temor ya está comenzando a hacerse realidad. Prueba de ello es que trece de estos artilugios han intentado atacar dos bases rusas en Siria.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Diez de ellos fueron dirigidos contra la base aérea de Hmeimim y el resto contra el puerto de Tartus. El ataque fue un completo fracaso, ya que los militares rusos lograron derribar siete de los drones y capturar al resto. El análisis de los aparatos reveló que estaban equipados con explosivos de fabricación casera.

Los rusos consideran que fueron lanzados desde algún punto en un área que abarca cien kilómetros. Pero, ¿quién los ha enviado? Sin duda, alguno de los grupos terroristas que operan en la zona, aunque el alto mando ruso también ha dicho que los aparatos capturados eran de última generación, y que solo podían haber sido suministrados por algún país tecnológicamente avanzado.

Se trataba de una insinuación que acusaba indirectamente a los estados Unidos de suministrar este material a los grupos insurgentes. Aunque los americanos ya se han desvinculado del asunto y han dicho que drones como esos pueden comprarse fácilmente en el mercado negro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades