Así cambia el cuerpo de dos modelos 'plus size' tras pasar por Photoshop

Diana Sirokai y Callie Thorpe son firmes defensoras de la imagen de la mujer tal y como es, sin retoques, pero han querido llamar la atención sobre esta técnica tan usada en moda

No es una novedad que los retoques fotográficos están a la orden del día en las redes sociales y en los medios de comunicación, sobre todo en cuanto a la figura de la mujer se refiere. Cuanto más esbelta, más delgada y con menos curvas, parece que resulta mucho mejor, más atractivo. Una idea que acaba por mostrar una imagen desdibujada de una meta a conseguir. Vamos, que ayuda muy poco a las mujeres que ven esas fotografías y puede crear una ilusión distorsionada de lo que es la realidad. Son muchas las modelos y actrices que han reivindicado su figura tal y como es, natural, con sus curvas y sus pliegues en la piel, y no han tardado en reflejarlo en redes sociales. Las últimas lo han hecho a propósito.

Diana Sirokai (con más de medio millón de seguidores en Instagram) y su amiga Callie Thorpe (con más de 160.000) son dos modelos de talla grande (plus size) que no se han querido dejar llevar por estos estereotipos de belleza y han sabido encontrar su sitio en la moda sin importar las tallas de más que no parecen gustar a un porcentaje amplio del sector de la moda. Ahora, han querido mostrar cómo un retoque fotográfico puede llegar a ser tan extremo como para dejar a ambas muy por debajo de su figura actual. Este es el resultado tras el retoque fotográfico, trabajo de la fotógrafa de su confianza Karizza.

Para Callie Thorpe, el resultado es tan impresionante que no le extraña que las mujeres estén llenas de inseguridades: “Durante años hemos sido sometidas a imágenes perfectas y, a menudo, alteradas en los medios de comunicación. Mientras que Photoshop tiene su sentido en muchos tipos de sectores, su uso puede llegar a ser extremo en cuanto a la edición corporal. Nos muestra lo mucho que puede alterarnos a nosotros mismos”. Thorpe considera que tanto ella como su amiga están perfectas en la foto original: “Somos dos amigas sonriendo para una foto. Queremos mostrar a las mujeres que lo natural está bien: tener celulitis, estrías y barrigas que no son firmes y tonificadas. Ser felices con nosotras mismas y con nuestra propia piel”.

Por su parte, Diana Sirokai dice verse perfecta en ambas fotografías y que el propósito es “mostrar a todos cómo las revistas y los medios de comunicación pueden llevar la edición fotográfica a un nivel muy diferente. Las modelos y las ‘celebrities’ ya no se parecen ni a ellas mismas. Vivimos en un mundo falso. Hay que volver a recuperar lo real”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ser humano