¿Creéis que es correcto este ejercicio de un niño de 7 años?

Un profesor de matemáticas dio por incorrecta su respuesta y la Red está dividida entre quienes dan razón al joven y quienes dicen que el profesor no estuvo acertado

Ya se ha abierto la veda contra los profesores ambiguos. ¿Quiénes son? Aquellos que plantean cuestiones que pueden ser tomadas de muchas maneras que una en concreto. Nos hemos encontrado con muchos en nuestra vida, pero lo habitual era levantar la mano y preguntar. En el caso que os presentamos, un niño de 7 años decidió no hacerlo. Para él, la respuesta de su ejercicio de matemáticas era correcta y no dudó en ningún momento, pero su profesor no opinaba igual

La pregunta es la siguiente “Escribe con cifra los siguientes números”. Ante este enunciado, el niño procedió de la siguiente forma: sumo un número a los que aparecían escritos, por lo que puso los números siguientes al escrito en letra. El padre consideró que su hijo no andaba desencaminado en la respuesta y que realmente había contestado correctamente según lo que el enunciado pedía. De hecho, apuntaba que quien andaba equivocado era más bien su profesor de matemáticas, Jaime.

Lo cierto es que, como adultos, vemos que lo que realmente se pedía al joven era poner en cifra el número que leía, en este caso: 10, 98, 81, 66 y 30. Pero, el pequeñajo decidió usar su lógica de una manera avispada escribiendo los números que seguían a los que estaban escritos. Por lo tanto, si lo entendemos de esta manera, el ejercicio no debería estar mal.

Tal ha sido la controversia en Internet que su tuit ya ha recibido más de 4.000 respuestas dando su opinión. Están quienes reconocen que la respuesta no es correcta, pero que la interpretación puede dar a equívoco.

Hasta quienes dan la razón directamente al padre, ya que su hijo ha vivido una situación parecida en el colegio.

Incluso hay gente que duda de la forma de actuar del niño y que, en realidad, es más listo de lo que parece.

Y cómo había dudas… la Real Academia de la Lengua Española decidió tomar cartas en el asunto.

Tras el revuelo causado, el padre del niño ya se ha apresurado a decir que apoya totalmente la manera en la que el profesor trabaja con su hijo y que su intención era, simplemente, mostrar una anécdota.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ser humano