El "queme" entre los profesores es contagioso

Una investigación revela que los docentes jóvenes sufren más estrés por causa de las exigencias de su profesión

Que ser profesor es una profesión muy exigente y dura, no lo pone en duda nadie. Ahora, un estudio realizado por investigadores de la Michigan State University, ha analizado cuán "quemados" (emocional y profesionalmente se sienten los docentes. Y los resultados de su análisis arrojan dos datos muy interesantes: que esa sensación de "queme" es mayor entre los profesores jóvenes que entre los más veteranos y que, además, es contagiosa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los investigadores estudiaron a 171 profesores que estaban en sus primeros cuatro años de profesión, y a otros tantos de más edad. Y el resultado fue que los niveles de estrés, agotamiento y cansancio emocional en los miembros del primer grupo, casi duplicaban a los del segundo.

Para los autores del estudio, la casa parece estar clara. Los profesores jóvenes son más vulnerables a las presiones propias de su profesión y a la necesidad de estar a la altura de lo que se espera de ellos (que en ocasiones puede ser demasiado). Por el contrario, los veteranos han aprendido a encontrar un mejor equilibrio entre las necesidades de su trabajo y las de sus propias vidas.

Pero, lo más preocupante de todo es que ese agotamiento y estrés que experimentan los docentes primerizos se transmite de unos a otros. El moverse en un círculo en el que muchos de sus compañeros experimentan esas mismas sensaciones, hace que aquellos que están más estresados acaben contagiando al resto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades