Robot andarín para mirones

Escaner cerebral de voluntarios en el montaje de un robot andarín

El resultado del experimento anterior contrasta con el de otro realizado con voluntarios adultos.

Un grupo de personas visionó cómo otras jugaban a montar un Tinkertoy, un robot andarín, muy popular en EEUU, que aparecía en la película Toy Story.

Se escaneó la actividad cerebral de todos ellos (observadores y participantes activos), y se descubrió que las áreas en funcionamiento eran las mismas en ambos grupos.

Lo que llevó a los investigadores a deducir que ver a alguien hacer algo que luego has de repetir tú también es clave en el aprendizaje.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ser humano