Z. La ciudad perdida, la película sobre el legendario explorador Percy Fawcett

El mítico aventurero, que sirvió de inspiración para crear a Indiana Jones, desapareció misteriosamente en la selva del Amazonas

Este viernes se estrena en los cines españoles una de las películas más esperadas del año: Z. La ciudad perdida. Producida por Brad Pitt y protagonizada por Charlie Hunnam, uno de los actores de moda, el filme cuenta la historia de Percy Fawcett, un legendario explorador que desapareció misteriosamente en 1925 durante una expedición al Amazonas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Militar, arqueólogo y cartógrafo, Percy Fawcett era hijo de un ilustre miembro de la Real Sociedad Geográfica británica, lo que sirvió para que la vida de este personaje estuviese vinculada desde muy pronto al mundo de la exploración y la aventura. En 1906, realizó su primera expedición a Brasil por encargo de dicha sociedad, para cartografiar todo el área fronteriza de ese país con Bolivia.

Fawcett se enamoró de Brasil y realizó numerosos viajes al país americano, durante los cuales descubrió especies animales completamente desconocidas hasta aquel entonces. Y fue en uno de aquellos viajes, cuando Fawcett encontró una extraña estatua de basalto de gran tamaño. Aquel hallazgo, unido a varias leyendas portuguesas que hablaban de una misteriosa ciudad perdida en la jungla, le sirvieron a Percy para crear una teoría entorno a la existencia de una milenaria civilización que bautizó con el nombre de Z.

Sus teorías llamaron la atención de escritores como Arthur Conan Doyle, con quien Fawcett entabló una gran amistad. Influenciado además por los círculos ocultistas, que en aquella época eran muy populares, el explorador comenzó a vincular la hipotética ciudad perdida con el mito de la Atlántida.

Tras servir en la I Guerra Mundial, Fawcett se obsesionó con encontrar la ciudad de Z. Y en 1925 logró que una fundación llamada The Glove, le financiara su expedición. El explorador se adentró en la selva amazónica acompañado por su hijo Jack y un amigo de confianza, pero nunca más se volvió a saber de ellos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los últimos que les vieron con vida fueron un grupo de indios kalapakos, que afirmaron que los exploradores parecían enfermos.

Se ha especulado con que Fawcett y sus dos acompañantes pudieron ser asesinados por nativos salvajes. Una teoría afirma incluso que acabaron sus días viviendo con una tribu desconocida, pero todo son mitos sin fundamento. Lo que les ocurrió a los expedicionarios sigue siendo un enigma.

Eso sí, el nombre de Percy Fawcett se convirtió en leyenda. El escritor H. Rider Haggard se inspiró en él para crear a Allan Quatermain, el protagonista de su novela Las minas del rey Salomón. Y su figura fue también una de las que sirvió de inspiración para moldear a Indiana Jones. De hecho, la escena inicial de En busca del arca perdida, en la que el personaje vive una pequeña aventura en el Amazonas, fue concebida por Spielberg y George Lucas como un homenaje a Percy Fawcett.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades