Del "Teatro Povero" al "Arte Povera"

Grotowski acuñó este término sobre su técnica: solo el actor, sin focos ni ropas, es el eje del espectáculo (arriba, El príncipe constante, de Calderón, a la manera grotowskiana). La idea de espiritualidad y pobreza se extendió al arte en el que milita Tàpies.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ser humano