La maja escondida

La foto con la que hemos abierto este reportaje, la primera pinturas donde se observa el vello púbico se dijo que era un retratro de la duquesa de Alba, pero lo ha desme ntido la conservadora Manuela Mena.

image
¿Qué rostro se parece más? Arriba, Pepita Tudó. A la derecha, la duquesa de Alba.

El mito era tan fascinante que en 1945 un descendiente de aquella Cayetana llegó a exhumar sus restos para desmentirlo. Es más seguro que fuera Pepita Tudó, amante de Godoy, como ya averiguó Madrazo en 1870.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ser humano