Somos más gorila que chimpancé

Al menos en los pies, según afirma un reciente estudio realizado por expertos de universidades de Estados Unidos y Sudáfrica

image
Aunque a simple vista no lo parezca

Un nuevo estudio examina por primera vez la anatomía interna del hueso del talón (o calcáneo) del fósil de un ancestro humano y los resultados, publicados en Journal of Human Evolution, muestran una mayor similitud con los gorilas que con los chimpancés.
El equipo responsables del estudio, formado por expertos de la Universidad de Witwatersrand en Sudáfrica, la Universidad de Duke, la Universidad del Sur de California y la Universidad de Indiana en los EE.UU, examinó la anatomía interna del hueso calcáneo del fósil conocido como STW 352, un Australopithecus africanus hallado a unos 40km de Johannesburgo. Los resultados del nuevo estudio fueron sorprendentes para los científicos ya que otros trabajos previos del calcáneo del australopitecino, centrados en su anatomía externa, habían mostrado la similitud con chimpancés o humanos.
Sin embargo, en este caso, los científicos analizaron la estructura y la orientación de los puntales trabeculares (el material esponjoso en el interior de un hueso). La importancia de este análisis reside en que la configuración de este hueso está determinada, en parte, por cómo un animal interactúa con su entorno durante su vida. Los resultados han revelado nuevos conocimientos acerca de cómo nuestros antepasados se movieron e interactuaron con su hábitat aproximadamente 2-2,5 millones de años atrás. .Y encontraron más similitudes entre la configuración de este hueso y el de los gorilas en lugar de con los seres humanos o chimpancés.
Esto tiene cierta lógica ya que los gorilas de tierras bajas son generalmente considerados como menos arbórea que los chimpancés. Por lo tanto, las características de gorila en el calcáneo corroboran las afirmaciones de que nuestros ancestros homínidos dependían de los recursos arbóreos para su supervivencia, pero al mismo tiempo proporcionan importante evidencia de que la función del pie de gorila se debe considerar con mayor frecuencia cuando se habla de la evolución de los pies humanos y cómo funcionaban en el entorno en el que vivía esta especie.
Actualmente, los autores del estudio intentan responder a nuevas incógnitas. Una de ellas es si la estructura interna del calcáneo del Australopithecus africanus indica niveles de explotación de los recursos arbóreos similares a los exhibidos por los gorilas o si se revela una mayor movilidad en la interacción del pie con un terreno desigual en comparación con las que caracterizan a los pies de los humanos modernos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias