Del código de barras al código de marras

image
Impresión de etiquetas RFID en serie. Son láminas muy finas con información del producto.

Las etiquetas RFID (identificación por radiofrecuencia) sustituirán en breve a los códigos de barras. Con este sistema, el comercio sabrá exactamente qué productos se compran más, dónde estaban colocados en la estantería, etc. Hasta ahí, de lo más inocente. El dilema está en que la etiqueta sigue activa cuando el producto llega a casa. Los defensores de derechos civiles prefieren llamarlas chips espías. ¿Por qué? Pues porque con un lector adecuado, alguien podría saber mucho más de ti de lo que te gustaría: la ropa que compras, los postres que te gustan, eso que compraste sin contarle a nadie. Empresas como la francesa Carrefour, la alemana Metro y la británica Tesco ya lo están ensayando.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ser humano