Un paseo de veinte minutos para calmar a niños revoltosos

A ser posible por un entorno natural

Lidiar con niños traviesos y revoltosos puede ser una pesadilla, porque hay ocasiones en las que parece imposible tratar con ellos o llamarlos al orden de una forma efectiva. Pero, lo cierto es que si que existe un método que resulta eficaz, tal y revelan los resultados de un estudio realizado por el Department of Human Development and Family Studies at the University of Illinois.

Y el método consiste en dar con los críos un paseo de unos veinte minutos. A ser posible por un parque o un entorno natural, y en compañía de toda la familia, incluída la mascota si es que existe. Según Dina Izenstark, una de las autoras del estudio, es necesario alejar a los pequeños por un rato de los dispositivos tecnológicos, incluída la televisión. "Para calmar a un niño hay que conseguir captar su atención. El paseo y el entorno natural actúan como catalizadores que, además de tranquilizarles, hacen que focalicen su atención en el núcleo familiar", explica la investigadora.

Además, según afirma Izenstark, institucionalizar esos paseos refuerza los lazos familiares y, a la larga, hace que el comportamiento de los niños llegue a ser algo menos revoltoso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades