Data del año 1843 y fue el fruto de una idea del empresario británico Henry Cole. La ilustración la realizó el dibujante John Calbott y se imprimieron 2050 ejemplares. Se vendieron todos al precio de un chelín por unidad.

Como dato curioso hay que señalar que una felicitación similar provocaría un notable revuelo en la época actual, ya que en ella se ve a una madre dando de beber una copa de vino a su hijo de corta edad Eran otros tiempos.

Vicente Fernández López