Por qué nunca deberías dejar que un espía te seduzca

El gobierno chino ha lanzado esta curiosa campaña con el fin de evitar que sus mujeres caigan rendidas a los pies de agentes de campo extranjeros

image
Imagen del cómic"Dangerous Love" distribuido por el gobierno chino para evitar que sus mujeres caigan rendidas ante las artes de seducción de espías extranjeros.

El gobierno chino acaba de dejar bastante claro que no le cae nada bien James Bond, Sherlock Holmes o Austin Powers. Y que no le hace ninguna gracia eso de que sus mujeres puedan caer en la tentación de dejarse achuchar por un espía. De ahí que haya decidido gastar un 'pellizco' del dinero público para lanzar una campaña de lo más cómica. Bautizada bajo el nombre de Dangerous Love (Amor peligroso), pretende concienciar a las mujeres del peligro al que se exponen si se dejan seducir por un atractivo agente de campo extranjero.

La campaña ha sido lanzada en formato de cómic coincidiendo con el Día nacional de educación sobre seguridad. El libreto, de 16 páginas, cuenta una historia de amor entre un hombre y una mujer que, evidentemente, no comen perdices juntos al final. Dangerous Love narra cómo una joven funcionaria china llamada Li Xiao conoce en una cena a David, un atractivo profesor extranjero pelirrojo que ha sido invitado a dar clases en una universidad de su país.

Como no podía ser de otra forma, Li cae rendida ante las armas de seducción masiva que el académico le dedica: flores, cumplidos, paseos románticos por el parque... Se enamora locamente de élcomo deja claro al mundo en la página seis: "tener un novio extranjero, guapo y culto ¡es algo muy grande!".

Un día David le hace saber a Li que necesita unos documentos secretos a los que ella puede acceder desde su oficina. El profesor resulta bastante convincente al explicarle que los necesita para acabar unos artículos académicos en los que está trabajando desde hace un tiempo. Por supuesto, Li consigue esos documentos y se los entrega a su amado novio durante una cena romántica con velas. Tras la velada, el atractivo David fue a 'comprar tabaco' y nunca volvió.

Unos días después la policía china detuvo a ambos. En la ilustración final podemos ver a Li esposada y llorando mientras un policía le recrimina su conducta: "usted es una empleada del estado, sin embargo, su capacidad para mantener secretos es preocupante. Es usted sospechosa de violar las leyes de nuestra nación".

Las autoridades del distrito de Xicheng, lugar donde aparecieron los cómics en primer lugar, no han explicado las razones de la creación de esta campaña. Esta zona alberga el centro financiero de Pekín, un lugar donde viven y residen muchos extranjeros ¿casualidad? No lo creo. Actualmente, el país está intentando atraer talento extranjero ofreciendo "tarjetas verdes" para aquellas personas que tienen habilidades en sectores que al gobierno le interesa desarrollar. La semana pasada, por ejemplo, Stephon Marbury, ex jugador de Los Knicks de Nueva York, se convirtió en el primer jugador de baloncesto extranjero que obtenía un permiso de residencia.

La campaña llega también en un momento clave para el gobierno Chino, que trata desde hace una temporada mejorar la eficiencia de la seguridad de su país. Para ellos, un factor clave es evitar que "las fuerzas hostiles extranjeras" metan las narices en sus asuntos.

El pasado martes, un tribunal de la ciudad suroccidental de Chengdú condenó a muerte a Huang Yu, un ex empleado del estado que había robado 150.000 documentos con secretos de estado y los había vendido a un servicio de inteligencia extranjero (no especificaron cuál). Su esposa y su cuñado también fueron condenados como cómplices a cinco y tres años de cárcel respectivamente. Además, también están investigando a algunas mujeres de negocios de Houston. Es el caso de Phan Gillis, una mujer de 55 años que residió en el país durante un año. Aunque aún no se han realizado cargos formales contra ella, las autoridades de Pekín han advertido que es sospechosa de espionaje y de robar secretos de estado. Una acusación que su familia ha negado tajantemente.

Esta campaña se suma a otras que el gobierno chino ha realizado con muy poco tacto. En 2013, la policía de tráfico de Beijing divulgó una caricatura que tenía como objetivo concienciar de "los errores que habitualmente realizan las mujeres que conducen". Entre ellos estaba no quitar el freno de mano, no cambiar de marcha correctamente, pisar demasiado el freno o no tener sentido de la orientación. Según argumenta la polémica campaña, "es bastante frecuente. La mayoría de las mujeres no son capaces de encontrar lugares donde han estado antes". Con un par.

Fuente: bbc.co.uk

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades