... porque, aun así, la riqueza no se reparte por el mundo, ni siquiera dentro de los países, aunque sean ricos

De todos modos, los datos son tercos: la codicia campa a sus anchas en la economía mundial. Según datos del Instituto Mundial para la Investigación de Desarrollo Económico de la Universidad de las Naciones Unidas: “El 2% de los adultos más ricos del mundo posee más de la mitad de la riqueza global, mientras que la mitad más pobre llega apenas al 1%”. Y de ese 1%, el 37% está en Estados Unidos y el 27% en Japón. Europa alberga el 30% de la riqueza total.
Un estadístico italiano ideó una fórmula para calcular qué grado de reparto de la riqueza tenía un país. El índice Gini es un número entre 0 y 100, en el que 0 indica la igualdad total de ingresos entre todos los ciudadanos y 100 delata que una persona recibe todos los ingresos, mientras los demás, ninguno. En 2007, España tenía un 32,5.

Y para terminar más vale que nos quedemos con este dato: El 50% de la riqueza del mundo está en manos del 2%

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ser humano