La codicia nubla la objetividad de quien gasta o invierte...

image
La Bolsa de Tokio ha caído a sus niveles del año 2003.

Colin Camerer, un economista, publicó en Science un estudio en el que, entre otras cosas, deducía que los brokers tendían a ser más imprudentes en sus mercados nacionales que en los extranjeros, por simple familiaridad. Es más, preferían arriesgar más en sus Bolsas aunque los datos objetivos de las otras fueran mejores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ser humano