Intoxicación por agua

El enemigo de los deportistas

En julio pasado,en el triatlón celebrado en la ciudad alemana de Frankfurt, murió un deportista (experimentado y en muy buen estado físico), prácticamente apenas cruzó la meta. “La causa de su muerte – informó Leo Latasch, director de los Servicios de Emergencia de Frankfurt – fue la falta de suministro de sales en su cuerpo; bebió mucha agua, pero esta carece de sodio y el cuerpo, cuando suda, pierde todo el sodio y la falta de este mineral, provoca una alteración del equilibrio hidroelectrolítico en el cerebro”.
Solo en España, la moda del running ha hecho que este año se celebren 5.000 carreras populares, más de 13 por día. Eso sin contar las competencias oficiales organizadas por las federaciones españolas o autonómicas. Todo esto ha hecho que muchos se inicien en un deporte sin prever las consecuencias que podría provocar en su salud y una de ellas es la sobrehidratación o hiponatremia asociada al ejercicio (EAH por sus siglas en inglés). La hiponatremia es el trastorno relacionado con la baja concentración de sodio en sangre.
A menudo se recomienda a los deportistas, senderistas y excursionistas de fin de semana que se mantengan apropiadamente hidratados. Pero no se les habla sobre la cantidad de sales que se pierden junto al sudor y que, si no son repuestas, pueden tener consecuencias fatales. Un reciente estudio, publicado en Wilderness & Environmental Medicine, menciona el caso de una senderista que luego de completar un recorrido de 10 kilómetros bebiendo abundante agua pero casi sin ingerir comida, sufrió un edema cerebral a la hora de llegar a destino.
A medida que la práctica de este tipo de deportes se populariza, más necesario se hace educar a la población en los síntomas de este trastorno. Los primeros signos son muy similares a la deshidratación e incluyen mareos, náuseas, vómitos y dolor de cabeza. Si no se trata, se puede llegar a convulsiones, perdida de conocimiento y la muerte.
“El EAH – explica Martin D. Hoffman, médico del Davis Medical Center de la Universidad de California y autor del estudio antes mencionado – está provocado por la sobrehidratación por ello el tratamiento debe evitar la ingestión de más líquidos. El uso de suero hipersalino (contiene entre 1 y 15% de cloruro sódico, mientras el normal, solo 0,9%) ha demostrado ser una práctica segura y efectiva”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias