La verdadera historia que inspiró Tiburón

Cuatro personas murieron en la costa de New Jersey en 1916 por ataques de tiburón

image
Michael Schleisser con el cadáver del tiburón blanco.

La mítica película de Steven Spielberg se basa en una novela de Peter Blenchey que, a su vez, está inspirada en una serie de sucesos verídicos que ocurrieron en las costas de New Jersey en el verano de 1916. A causa de una epidemia de poliomelitis, las playas de los balnearios de dicho estado recibieron un inusitado aluvión de bañistas. Pero entre el 1 y el 14 de julio, cuatro personas resultaron muertas y una herida, por el ataque de varios ejemplares de tiburón blanco, lo que provocó el cierre cautelar de las playas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La primera víctima fue un muchacho llamado Charles Vansant, que nadaba cerca de la costa cuando fue atacado por un tiburón, que se lanzó hacia él a menos de 1,50 m de profundidad. El joven fue sacado del agua por varios bañistas, pero murió desangrado dos horas después. Cinco días después, Charles Bruder, un botones del Hotel Essex fue víctima de otro ataque. Como en el caso anterior, logró salir del agua antes de ser devorado, pero murió desangrado en la orilla. Dos días después, un teniente de la policía disparó con su revolver contra otro tiburó que acechaba a varios niños, pero el escualo logró huir (una escena que Spielberg reprodujo fielmente en su película).

Todos los ataques anteriores se habían producido en el mar, pero el día 12 de julio, un viejo pescador divisó un tiburón nadando en el río Matawan. Aunque intentó avisar a los bañistas, nadie le creyó hasta que un niño llamado Lester Stilwell fue arrastrado y devorado por el escualo. También falleció Stanley Fisher, un sastre que intentó rescatarle.

Las autoridades ofrecieorn una recompensa de cien dólares por cada tiburón muerto. La desembocadora del río fue cerrada con una red metálica para atrapar al escualo, y lanchas con hombres armados con rifles y dinamita patrullaron el río, buscando a la fiera, pero descubrieron que ésta había logrado volver al mar tras romper la red.

finalmente, el 14 de julio, un taxidemrista de Nueva York llamado Michael Schleisser logró matar a un tiburón blanco que quedó atrapado en su red de pesca. En el interior del animal se encontraron diversos restos humanos, por lo que se llegó a la conclusión de que este ejemplar había realizado la mayor parte de los ataques. Los cuales, por cierto, cesaron tras la captura de este animal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades