Están lloviendo lobos

El artista necesitó siete meses para completar esta obra

It’s raining wolves, hallelujah, podría ser el título de una canción inspirada en esta espectacular pieza escultórica del artista chino Cai Guo-Qiang titulada Heritage. El diorama, integrado por casi un centenar de figuras de lobos a tamaño real, se exhibe en el Museo de Queensland (Australia). Para esta creación, Cai confiesa que tuvo una inspiración muy particular: “La imagen de una catarata de lobos estrellándose contra un muro de cristal me asaltó en un sueño, y quedé tan impresionado que quise convertirla en algo real”. El muro invisible contra el que chocan los animales reproduce en altura y en anchura las medidas que tenía el que dividía la ciudad de Berlín. En cuanto a las figuras de los lobos, el artista explica que simbolizan la tendencia humana a seguir ciegamente cualquier ideología.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

99 figuras componen el diorama. Están fabricadas con resina, y cuelgan del techo sujetas por imperceptibles alambres.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades