Entre la fe y la tradición

La atribución de propiedades mágicas al Grial surge en una obra literaria de 1200

image
Emisario. José de Arimatea recoge la sangre de Cristo

El concepto del Santo Grial como cáliz sagrado “es una creación de Robert de Boron en su obra José de Arimatea o El romance del Grial, del año 1200”, asegura el especialista en estudios medievales Norris J. Lacy. En ella, Boron tomó la idea de un recipiente con propiedades mágicas y curativas que aparecía con ese nombreen el Perceval de Chrétien de Troyes y “le añadió la asociación con la Última Cena y la Crucifixión”, matiza Lacy. En la obra de de Boron, Jesús resucitado encarga a José de Arimatea (el personaje bíblico que amortajó su cuerpo y lo llevó al Santo Sepulcro) que traslade la copa a Britannia. La literatura posterior hace que José y su familia se trasladen a Inglaterra y establezcan una orden de caballeros para custodiarlo. El mago Merlín encarga su búsqueda al rey Arturo, y este reúne para ello a los Caballeros de la Tabla Redonda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ser humano