¿Por qué el café, que huele tan bien, hace que me huela el aliento?

Desayuno con bacterias

Resulta que el café transforma la boca en el caldo de cultivo ideal para las bacterias del picor. Al igual que otras bebidas ácidas, como el alcohol o la limonada, el café reseca la boca. Con menos saliva para mantener a raya las bacterias, éstas se reproducen a diestro y siniestro. Como subproductos metabólicos, estas bacterias emiten ácido sulfhídrico, que es la principal causa de la halitosis.

Pero aún podemos empeorar las cosas si nos tomamos el café con leche y azúcar. Las bacterias se pirran por consumirlas, y el azúcar además estimula la aparición de bacterias (no malolientes), responsables de la formación de la placa tras la que se oculta la pestilente bacteria.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas