Segundo día en TED

El mayor evento de ciencia

Seguimos contando lo último y más interesante desde Edinburgo. En esta oportunidad nuestro hombre Transformer, Darío Pescador, nos habla de genética, bioinformática y el futuro de la neurología.

Genética en la cocina

“Tomamos muestras de ADN de la boca de la gente, usamos la tetera para hervir las muestras y esta máquina PCR, que puedes montar en casa, que multiplicar segmentos del ADN. Luego lo ponemos en esta máquina de electroforesis (que parece una videoconsola) y aquí están los genes.”
Quien habla es Cathal Garvey, un geneticista dedicado a popularizar DIYbio en su blog, o en otras palabras, experimentos genéticos de andar por casa. Cathal colabora con Genspace, una organización sin ánimo de lucro que dirigida por Ellen Jorgensen, y que se propone conseguir con la biología lo mismo que ya ocurre con los ordenadores: gente haciendo experimentos y avanzando con nuevos descubrimientos desde su propia casa. El equipo “oficial” de laboratorio es caro, pero hay alternativas construidas a partir de ventiladores de videoconsola y piezas creadas con impresoras 3D, que ponen la genética al alcance de los aficionados. “Somos biohackers”, dice Cathal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Esta planta tuitea

“Tengo sed”, “aquí hace mucho calor”, “cierra la ventana”. Si tus macetas te hablaran saldrías corriendo, pensando que se han convertido en la planta carnívora de La tienda de los horrores. Pero eso es lo que hace esta planta, conectada a Twitter gracias a una placa Arduino y un par de sensores. El pequeño ordenador detecta la humedad, luz y temperatura, y envía los mensajes a través de Twitter para conseguir que cuiden de ella.
Para Davide Gomba, del equipo fundador de Arduino, no es suficiente. “Lo que hace falta es que la planta controle una bomba eléctrica y las luces, y así no hace falta cuidar de ella”.

Detectar el Parkinson por la voz

Los síntomas de la enfermedad de Parkinson son difíciles de medir, y requiere que el enfermo vaya al hospital. Max Little, un matemático inglés que trabaja en el MIT en Harvard, ha encontrado una solución: la voz. Comparando muestras de la voz de personas sanas y personas con la enfermedad es posible detectar y cuantificar los síntomas del Parkinson. Necesitan 10.000 muestras en varios idiomas para que el análisis sea preciso. ¿Quieres ayudar? Solo tienes que hacer una llamada de 3 minutos y grabar tu voz en el 91 1234793 o visitar www.parkinsonsvoice.org.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Tendencias