Hablar de sí mismo da gustito

Secreciones extra de dopamina

El engreimiento humano es tal que hablar de uno mismo genera una secreción extraordinaria de dopamina, la hormona del placer, parecida a la resultante de practicar sexo.

Neurólogos de la Universidad de Harvard lo comprobaron en las redes sociales: “Igual que los estudiantes pagarían por ver a miembros atractivos del otro sexo, los participantes en el estudio renunciaban al dinero con tal de poder hablar de sí mismos”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades