"Tendremos que volver a enseñar a leer en papel"

La noche del 5 de junio falleció Ray Bradbury. Pero él no se fue. Dejando sus palabras como la mejor herencia, entre las últimas entrevistas que dio, tuvimos el honor de hablar con él en la tranquilidad de su casa de Los Ángeles. Con lentes de ilusión, corbata y tirantes rojos, en pantalones cortos y medias blancas, el creador de El hombre hlustrado, Crónicas Marcianas, Fahrenheit 451, el guionista de Moby Dick nos recibió entre la intimidad de sus reliquias: 5.000 libros (seis copias de Hamlet y dos de Godzilla), 500 acuarelas o litografías, 400 tarjetas de Navidad, 1.000 fotografías (en una, posando al lado de George Burns cuando él tenía 14 años), 375 juegos, 200 celuloides originales de Walt Disney (su pasión), dos docenas de pósters de Moby Dick (Su película), seis máquinas de escribir (odiaba regalar las viejas) y ningún ordenador. Y en una entrevista exclusiva en la que tratamos de desvelar el futuro de la humanidad, habló de política, sexo, educación, tecnología y los ovnis. Así, con una grabadora en mano, Ray Bradbury imaginaba el mundo en el año 2025... sin él.

P. ¿Cómo imagina un futuro tan lejano como el año 2025?
R. Supongo que el ser humano será más saludable, eso espero. Mi suegra vivió más de 96 años.

P. ¿Realmente cree que viviremos más?
R. Seguro.

P. ¿No habrá repercusiones a nivel social?
R. Tendremos que aprender a vivir mejor, no solo vivir mas. No es bueno tener 95 años si estás enfermo.

P. ¿El sida? ¿Podrá encontrarse la cura o vendrá otra enfermedad devastadora?
R. Tenemos que empezar a comportarnos como es debido. El sida apareció por las actividades supersexuales de los últimos 40 años. Pensábamos que podíamos controlarlo todo y no podemos. Los hombres, todos, pensamos que podemos conquistar el mundo sexualmente, pero no es posible. Nadie sabe qué pasará.

P. ¿Cambiará el sentido de la familia?
R. Ya, hoy en día, la familia no existe en Estados Unidos y se le tiene que volver a dar el sentido que se merece. En Latinoamérica, la familia está más intacta y podemos usar los valores hispanos como un ejemplo en Estados Unidos. Tiene que cambiar. Así no podemos seguir.

P. ¿El divorcio seguirá creciendo? ¿Habrá más padres solteros?
R. Eso también tiene que cambiar. Los hijos necesitan del padre y de la madre, de una familia.

P. ¿Y los métodos de inseminación artificial con donantes de esperma u óvulos? ¿Harán que los hijos quieran buscar a sus verdaderos padres naturales?
R. Todo eso no tiene sentido. Son experimentos machistas que dicen "los hombres podemos hacerlo todo". Es como todas las cosas estúpidas que inventamos. Como los ordenadores, las cámaras digitales. Son todas basuras machistas. Los compras y después no los usas. Compramos todo tipo de máquinas y perdemos el sentido humano.

P. ¿El amor y la amistad?
R. No cambiará. Seguiremos siendo los mismos estúpidos románticos (ríe). ¿Cómo podemos abandonar el amor?

P. ¿Pero no cambiarán las relaciones como en el caso del amor cibernético, con conquistas amorosas entre ordenadores?
R. Eso no significa nada. Es como escribir cartas. No hay diferencia entre escribir con un ordenador y escribir cartas. Es igual que hablar por teléfono móvil. Puede cambiar el medio de comunicación, pero la relación humana será la misma.

P. ¿Los ordenadores no son el futuro?
R. Seguro que lo son, pero todo depende de cómo las uses.

P. ¿En qué sentido cambiarán nuestras vidas los ordenadores?
R. Ya nos han cambiado la vida, porque si vas a comprar un billete de avión, lo consigues en apenas segundos, en vez de horas o días. Cuando yo era pequeño, si quería viajar en tren para cruzar Estados Unidos, había que esperar durante horas en una cola.

P. ¿Los que no saben manejar ordenadores serán los analfabetos del mañana?
R. Yo tengo una máquina de escribir, no necesito ordnador. El correo electrónico y el fax no significan nada. No son esenciales.

P. Televisión vs. Libros ¿Cuál predominará? ¿La cultura visual o la literaria?
R. Tenemos que volver a los libros; si no, perderemos la civilización. Los libros tienen que estar en el centro. No pueden tener sustitutos. En Estados Unidos, nuestras prisiones están llenas de millones de personas que no saben leer. Si no podemos lograrlo nosotros en Estados Unidos, entonces el resto del mundo debería liderar el camino aferrándose a los valores familiares, a la creatividad y educando a los hijos en el colegio Ahí es donde empieza todo. Si no sabes leer, estás atascado, no se puede competir en el mundo.

P. ¿Cómo serán las revistas, diarios y libros del futuro?
R. Seguirán estando, porque tenemos que volver a enseñar a leer. Con el paso del tiempo se volverá a leer el diario, porque nos cansaremos de internet. Es difícil predecir. El vídeo y el DVD han sido el cambio más impactante, porque permite ahorrar dinero que uno antes gastaba en ir al cine.

P. ¿Habrá entonces videodiarios o videorrevistas digitales?
R. Habrá una combinación. Te doy un buen ejemplo: hay un vídeo de tres horas sobre la vida del general Patton. Pero no se puede decir todo sobre una persona en tres horas. Hay que buscar un libro que te dé más detalles. Se necesitan los dos medios. Sí habrá más vídeos con los que podrás aprender, pero en los casos en que quieras aprender más, vas a terminar leyendo un libro.

P. ¿Si ya hay problemas para ponerse de acuerdo en la interpretación de un texto, no será más elusivo y peligroso interpretar una imagen?
R. Seguro. ¿Quién no se acuerda de cuando Oliver Stone hizo una película sobre John F. Kennedy que era toda una mentira? Alguien debería hacer otra película que diga la otra versión, que Lee Oswald estaba solo y mató a Kennedy. Nunca lo sabremos, pero hay suficiente evidencia que dice que lo hizo una sola persona.

P. La Revolución Industrial centró la vida en las fábricas y alejó a los trabajadores de sus casas. ¿La Revolución de Internet promete una vuelta al trabajo desde la casa?
R. Eso me parece bien, porque entonces podríamos trabajar compartiendo momentos con tu familia. Es bueno para las madres poder trabajar y estar al mismo tiempo con sus hijos.

P. ¿Cómo ve entonces a las industrias y las casas en el año 2025?
R. Más y más trabajo desde casa. Eso va a eliminar también el tráfico en las calles... Las autopistas no pueden estar peor que hoy.

P. ¿Habrá más tiempo libre o más trabajo?
R. Hoy en día ya tenemos más tiempo libre de lo que solíamos tener. Cuando yo era jovencito, los hombres trabajaban seis días a la semana, con un solo día libre. Después lo cortaron a cinco días y medio, con el sábado por la mañana; y ahora, la mayoría ni siquiera trabaja los sábados. No faltará mucho para que cambien de nuevo y trabajemos solo cuatro días, con el mismo sueldo. Seguro que habrá más tiempo libre, pero después habrá que saber aprovecharlo.

P. ¿Cómo?
R. Leyendo un libro (ríe).

P. ¿Nos inclinaremos más hacia la Naturaleza o hacia la Realidad Virtual?
R. Hace un tiempo me encontré con gente de cine, de efectos especiales y me mostraron todo sobre la Realidad Virtual. Son como los fuegos artificiales. A todos nos gustan los fuegos artificiales, pero cuando se terminan, el cielo queda vacío. Hay que encontrar un sentido filosófico sobre el universo y nuestro lugar en el universo, sobre la vida a años luz de la tierra...

P. ¿Cree que los encuentros en la tercera fase serán algo común en el año 2025? ¿Nos visitarán los extraterrestres abiertamente?
R. Nosotros vamos a ir al espacio a buscarlos. Nadie va a venir aquí.

P. ¿Serán amigos o enemigos?
R. Nunca los vamos a conocer. No existen para nosotros. Están demasiado lejos. La estrella mas cercana está a tres o cuatro años luz. Es decir, que a la velocidad de la luz tardarías cuatro años en llegar u ocho años a la mitad de velocidad. Tardaremos miles de años antes de encontrar las piezas que nos puedan transportar tan lejos. Y ni siquiera sabemos qué vamos a encontrar cuando lleguemos. Las posibilidades de que haya humanos son muy pocas.

P. ¿Por qué tendremos que ir a buscarlos? ¿Por qué no vendrán ellos por nosotros?
R. Porque somos los únicos seres vivientes en esta parte del universo. Somos las únicas criaturas vivientes en la tierra y nuestro sistema solar.

P. ¿Y los ovnis?
R. Los ovnis no existen. No tiene sentido. Conozco gente del Gobierno, conozco gente de la NASA, a Carl Sagan, a todos los astronautas. ¡Vamos! Si hubira algo, ellos lo sabrían. No existen. Todos desearíamos que existieran los ovnis, pero no.

P. ¿La política en qué sentido cree que cambiará en el futuro?
R. Las campañas se harán con vídeos digitales. Los políticos no estarán tanto tiempo en televisión y podrán hacer un vídeo de una hora con sus argumentos, para mandárnoslos por correo electrónico a nosotros, los votantes. Así no necesitaremos sentarnos a ver a cierta hora un programa de TV y podremos intercambiar los vídeos con nuestros vecinos. Después, habrá que guardar el vídeo durante cuatro años (ríe), para tener evidencia de si mintieron o no.

P. Hace treinta años nadie hubiera dicho que el comunismo iba a morirse como un sistema que no funciona. ¿Pasará lo mismo con el liberalismo y el capitalismo?
R. No, porque el capitalismo es más saludable. Funciona. Es lo que permite que los hombres creen el futuro en sus garajes. Apple Computers fue creado por Steve Jobs y Wozniak en su garaje, con nada. En 1939 Von Kármán creó el JPL para ir a la Luna y Saturno, también en un garaje y con estudiantes. Eso no se puede lograr con regímenes totalitarios.

P. La gente en general no cree en los políticos. ¿No le parece que tiene que haber un cambio?
R. En todo el mundo la gente va perdiendo interés en sus gobiernos, ya sea porque los lapsos son largos o se vuelven arrogantes. Tiene que haber más de una potencia política, como en Estados Unidos, la republicana y la demócrata. Eso tiene que cambiar, tiene que haber dos potencias fuertes, para poder elegir.

P. ¿La educación?
R. Como te dije, hay que enseñar a leer.

P. ¿La moda? ¿Cómo vestiremos en el año 2025?
R. Nadie puede adivinarlo. Yo mismo tuve una entrevista con uno de los diseñadores de vestuario de Paramount Pictures hace 25 años, y cuando le pregunté sobre la moda del futuro, me dijo que no se puede predecir porque una vez que se predice, sucede, y la predicción se termina. Mira cómo usan los jóvenes la gorra al revés. ¿De dónde vino? De un director, Spike Lee, que se la puso al revés. Y los chicos no saben de dónde lo sacaron... En el futuro, las gorras tendrán que volver a usarse del derecho.

P. ¿Qué opina de las mujeres que usan ropa de hombre o los hombres que usan pelo largo? ¿Seguirá así?
R. ¿A quién no le gustaría diferenciar entre hombres y mujeres? Hace poco fui a una librería y había una mujer hermosa, con el pelo largo y un cuerpo excelente. Pero cuando se dio la vuelta... era un hombre, un joven con una preciosa coleta (ríe).

P. ¿La religión?
R. Tiene que volver, aunque nunca se fue. El universo y el cosmos parecen algo imposible. No hay nadie en el mundo que no se haya asombrado mirando las estrellas en el cielo. Ese es un sentimiento religioso. Uno no necesita la iglesia para eso. Pero se necesitan iglesias, con maestros que no sean políticos, para que nos enseñen a comportarnos mejor.

P. ¿Los ídolos del futuro?
R. Tampoco se pueden predecir. Mira Elvis Presley. Todavía es un misterio para mí. Billy Idol es un admirador mío, y mi hija está casada con uno de los integrantes del grupo de rock Eagles. Así que los conozco personalmente y sé que pasaron los 60 sin destruirse. Mira Vivaldi... estuvo perdido durante doscientos o trescientos años. Y justo en las décadas de 1940 y 1950 lo redescubrimos. ¿Qué podrá venir después del rock? ¿Cómo podremos sacarnos de encima el rap?

P. ¿Los barrios cambiarán? ¿Se terminará el sueño americano de la casita con jardín?
R. Tal vez los vídeos nos conviertan en más privados. Vamos a ser mas hispanos. Con el patio de atrás en vez del jardín en el frente. Es una gran tradición. Todos necesitamos un momento de privacidad.

P. ¿Y la seguridad? ¿Adios a las puertas abiertas de casa y a dejar las llaves en el coche?
R. Esto también va a tener que cambiar. Cuando eduquemos de nuevo a la gente, desde los cinco o seis años, se reducirán las oportunidades de que se vuelvan criminales.

P. ¿Se reducirán el crimen y la violencia, entonces?
R. Tienen que reducirse. Aunque no se puede predecir, hay que prevenirlo.

P. ¿Cómo?
R. Con educación. La educación lo es todo. Como te dije antes, los convictos no están educados. ¿Qué sentido tiene una prisión si no es una universidad?

P. ¿Los videojuegos serán los únicos juguetes de nuestros hijos?
R. Siempre hubo juegos que no servían para nada. Yo los tuve, como los trenes eléctricos. Muchos tienen cierto sentido práctico. Uno crece queriendo ser bombero o ingeniero electrónico. Tal vez los que juegan con simuladores de vuelo quieran viajar mañana a la Luna, como astronautas.

P. Nostradamus predijo que el año 2025 sería el año de la paz mundial. ¿Será así?
R. Nunca. El ser humano ama la guerra, nos encanta matarnos entre nosotros. Las guerras nunca se van a terminar.

P. ¿La guerra no terminará destruyendo a la humanidad?
R. No. Sería imposible. Gracias a Dios, somos demasiados. La bomba atómica o la de hidrógeno no son lo suficientemente grandes. Parecen grandes, pero la Tierra es mucho más grande todavía.

P. Resumiendo, ¿cómo será el mundo en el año 2025... sin usted?
R. Creo que en diferentes formas mejorará. Tendrán que aprender a controlar el nivel de población. Se aprenderá más sobre la medicina. Las Naciones Unidas tendrán que hacer algo. Durante cincuenta años han hecho muy poco. Y la educación será el paso más importante hacia una civilización mejor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Personajes