Así se hizo

La historia detrás del libro Just Do It comienza cuando Douglas Brown, periodista, 40 años, le comenta a su mujer que en Dinamarca existe un club llamado de los 100 días formado por hombres casados que llevan un centenar de días, o más, sin sexo (al menos, no con sus esposas). Entonces su mujer, Annie, 38 años, representante de ventas, le propone hacer un club inverso: el de los matrimonios que hacen el amor 100 días seguidos. Y él acepta. Aunque no sabía lo que le esperaba. Aquí tienes el resumen de la historia.

Día 1
Los juegos se inician en Nochevieja. El primer encuentro dura 15 minutos. Vale, no será un récord, pero llevan 13 años casados.
Día 6
Ella compra un consolador por primera vez en su matrimonio. El ve en el artilugio una competencia.
Día 12
Llegan los vÍdeos pornográficos y él utiliza una pequeña toalla húmeda que supuestamente garantiza la erección (Keep Dick Hard), que contiene cafeína y pimienta entre sus ingredientes.
Día 17
Douglas comienza YOGA. El instructor le da unos masajes y él se debate entre el placer de las pulsiones, el rechazo porque le toque otro hombre y la fantasía de si le habrá hecho lo mismo
a su mujer (que también acude a las clases).
Día 20
Introducen por primera vez los afrodisíacos y la vaselina en la relación. También se aprovechan de una pelota medicinal para intentar nuevas posiciones.
Día 27
Prueban un nuevo lubricante que supuestamente estimula el clítoris, pero Annie comienza a sentir escozores en su zona vaginal y la relación se demora… Pero no se suspende. Sí, 13 años sin vaselina. Día 33
Él no tiene mucho deseo y su mujer se lo tiene que trabajar. Al día siguiente decide comprarse un suplemento de pastillas de zinc. A ver si cambia algo.
Día 38
Trabajo, niños y cena copiosa: cogen la vaselina, dos besos, dos sacudidas y el ejercicio del día se cancela en menos de 10 minutos.
Día 43
Prueban, bueno, él prueba viagra. El sexo se prolonga por 20 minutos, cuando Douglas cae rendido.
Día 58
Toma Cialis, media dosis, pero comienza a tener otros efectos, mareos y taquicardias. Puede ser porque lo han usado en el jacuzzi.
Día 64
Primer doblete de la maratón. Lo hacen dos veces por la mañana sin ayuda farmacéutica alguna.
Día 69
Ella toma viagra y saca de la chistera sexual otro consolador más.
Día 73
Él cae enfermo. Toma medio Levitra. Pero una discusión estropea todo. Aún así, lo hacen. La conclusión: él ni la acaricia, ella ni se mueve. Ninguno tiene un orgasmo y ella termina llorando.
Día 79
Él vuelve a tener una recaída. Todo queda descrito en el comentario: “el peor sexo de mi vida”. Ninguno tuvo un orgasmo. ? Ella no dice nada. ¿Habrá jugado un solitario?.
Día 83
Una pastilla entera de cialis. “10 minutos de sexo caliente, ardiente y despreocupado en el sótano de casa”.
Día 90
Cuanto más lo hace ella más predispuesta se siente. Al menos ese día en particular.
Día 98
Hotel en las montañas con las niñas. Las pequeñas se quedan dormidas y ellos tienen “lo más cercano al sexo dormido que hemos experimentado”. Vamos, el pan nuestro de cada día.
Día 100
Han llegado a LA META. Y la pasan con creces pues cumplen por la noche y por la mañana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

DESPUÉS

NO LO HICIERON durante semanas. Y durante meses se alegraron de que la maratón terminara. El resultado de la experiencia: pasaron de hacerlo 3 veces al mes a hacerlo 6 veces.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ser humano