¿Quién regula el termostato en tu oficina?

La persona que lo hace está influyendo en el rendimiento de tus compañeras

Portrait Of Woman Covered With Snow
Hannes Kutza / EyeEmGetty Images

En cuanto llega el verano toda mujer que trabaje en una oficina sabe lo que significa. Y no, no es calor, sino todo lo contrario. Dejar en el trabajo una chaqueta, un pañuelo fino para la garganta y pensarte que mejor llevar pantalón largo y no sandalias porque si no te pasarás el día con los pies helados.

Sabemos que es otra de las maravillas de ser mujer, se nos permite socialmente llevar ropa más ligera en verano que a nuestros compañeros de traje, pero el aire acondicionado se pone para su confort.

La cosa va más allá de un poco de dolor de garganta o un par de escalofríos. Un estudio de la USC ha determinado que aumentar el termostato en la oficina puede resultar en una mayor productividad para las mujeres. Es decir, con frío trabajamos peor.

El estudio descubrió que las mujeres tenían un mejor desempeño en tareas matemáticas y verbales a temperaturas más altas que los hombres. Y a medida que aumentaban las temperaturas, también lo hacía el desempeño de las mujeres en las tareas. Cuando las temperaturas bajaron, los hombres obtuvieron mejores resultados que ellas, aunque la relación entre la temperatura y el rendimiento de los hombres fue menos pronunciada.

"Se ha documentado que a las mujeres les gustan las temperaturas interiores más cálidas que a los hombres, pero hasta ahora la idea ha sido que es una cuestión de preferencia personal", dijo Chang, autor del estudio. "Lo que descubrimos es que no es solo si te sientes cómoda o no, sino que tu rendimiento en las cosas que importan, en matemáticas y en las dimensiones verbales se ve afectado por la temperatura".

Businesswoman suffering with flu having hot drink at work
hoozoneGetty Images

Un total de 543 estudiantes participaron en el experimento de laboratorio, que se llevó a cabo en Berlín. Para cada sesión, las temperaturas de la sala se establecieron en varios incrementos que van desde aproximadamente 16 grados Celsius hasta 32 ºC.

"Una de las cosas más sorprendentes que aprendimos es que no se trata de los extremos de la temperatura", dijo Chang, en un rango de temperatura relativamente normal, hay una variación significativa en el rendimiento.

Los autores dicen que los resultados "aumentan los riesgos para la batalla del termostato", lo que sugiere que no se trata solo de comodidad, sino también de rendimiento cognitivo y productividad. Dicen que sus hallazgos sugieren que, en lugares de trabajo de género mixto, las temperaturas deben establecerse significativamente más altas que las normas actuales para aumentar la productividad.

"La gente invierte mucho para asegurarse de que sus trabajadores estén cómodos y sean altamente productivos", dijo Chang. "Este estudio indica que incluso si solo te preocupa el dinero o el rendimiento de tus trabajadores, deberás aumentar la temperatura en los edificios de tus oficinas".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades