¡Átame!

Bondage viene de una antigua palabra inglesa bonde, siervo.

¿Pero en qué consiste este juego sexual? Las ataduras tienen un componente estético y ceremonial fuerte, por lo que es una variante erótica y light del sadomasoquismo, aunque solo comparte con este el ritual de dominación. Toma nota de estos consejos para iniciarte sin riesgos en esta práctica.
Pautas para principiantes:
-Debes elegir a una persona de absoluta confianza e informarle bien de tus deseos. Su consentimiento es esencial.
-Crea un código de comunicación, con una palabra o gesto que marque el límite en cada momento.
-El bondage no admite daño físico ni psicológico a la otra persona.
-Los nudos deben ser firmes, pero sin presionar demasiado.
-Nunca dejes sola a la persona que está atada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ser humano