Los neandertales comían más carne podrida que las hienas

Según los datos de los análisis de sus dientes

neandertales
MAURICIO ANTONGetty Images

Queda aún mucho por saber sobre los neandertales. Por ejemplo, cómo era su dieta. Sabemos, por estudios anteriores que comían indistintamente carne y verduras. Pero, ¿en qué proporciones? La respuesta podría haberla encontrado un estudio realizado por Kimberly Foecke, investigadora de la George Washington University.

Los análisis realizados por ella a dientes fósiles de neandertales, han detectado altísimos niveles de nitrógeno-15, un isótopo que no está muy presente en los vegetales, y que es indicativo de un elevado consumo de carne. De hecho, los niveles detectados son superiores a los presentes en las dentaduras de carnívoros como las hienas.

Pero podría haber también otra causa que lo explicase. Los experimentos realizados por Foecke y su equipo, han demostrado que los niveles de nitrógeno-15 en la carne aumentan conforme se va pudriendo. Eso podría significar que, al igual que las hienas, los neandertales se alimentaban frecuentemente de carroña. O que guardaban las piezas que cazaban durante mucho tiempo.

Tal y como explica la investigadora, al principio, el olor de la carne en proceso de putrefacción es insoportable. Peor, conforme pasa el tiempo, el hedor va desapareciendo, y la carne se va volviendo negra y adquiriendo una textura que hace menos repulsivo su consumo.

Fuente: ScienceNews.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades