Vengadores Endgame: La NASA tiene un plan para salvar a Iron Man

Antes de que te pongas a especular sobre si Iron Man muere o no en Vengadores Endgame, la NASA ya se ha ofrecido a salvarle. El problema es que el plan es más bien pobretón.

Vengadores Endgame Iron Man
Marvel Studios

¿Has visto ya el trailer de Vengadores Endgame? Sí, hombre, el que se vio 289 millones de veces en sus primeras 24 horas en YouTube. Nos referimos a si has sufrido con el mensaje de despedida de Tony Stark a Pepper Potts, su amorcito. Porque se hace un nudo en la garganta pantagruélico. Ves a Tony, desprovisto de su armadura, a la deriva, grabando un mensaje en lo que queda de su casco, como si le hablara a una calavera shakesperiana. Le queda poco oxígeno y las cosas pintan mal. No sabemos en qué momento de la película ocurre, pero no podemos dejar de especular: al principio está claro que no es; ha tenido que luchar primero o sacrificarse a lo bestia por todos sus compañeros y por él primero (nosotros tiramos más por la parte del sacrificio) y ahora sólo le queda esperar a la muerte. Le ha tenido que pasar algo muy chungo a nuestro querido Iron Man. Y estamos hechos polvo. Pero la NASA, sí la NASA, la que envía monigotes al espacio -o lo intenta, aunque sea en soyuces rusas- ha querido poner su granito de arena: sin tener ni las más remota de idea de qué va la película, se le ha ocurrido un plan para salvar a Tony Stark, a Iron Man y a nuestros maltrechos corazones:

El problema del plan es que es un poco pobretón, porque: a) sugiere que Tony envíe una señal de 'Houston, tenemos un problema' a los Vengadores, algo que ya habrá hecho; y b) los Vengadores tienen que escanear el espacio a la búsqueda de su amigo a la deriva, algo que nos imaginamos que ya se les habría ocurrido. No da más pistas. No sé, algo tipo rescate Interstellar, o incluso loco-loco, tipo The Martian. Así que más allá de la buena voluntad del community manager durante el fin de semana no vemos mucha chicha ahí. Por eso, creemos, le han puesto tibios los fans del Universo Marvel.

Iron Man se salvó en Avengers: Infinity War. Bueno, le ayudó el Doctor Extraño, que sacrificó la gema del tiempo para salvarle la vida. El caso es que se salvó. Primero tuvo que ver morir a Spider-Man, pero se salvó (de hecho, si no hubiera sido testigo de su muerte, y de su Tony, I don't wanna go, habría perdido dramatismo). Así que los fans respiramos tranquilos: qué bien que se ha salvado Tony Stark. Pero la tranquilidad nos duró poco. Primero que si en una entrevista Gwyneth Paltrow, la actriz que, como sabes, interpreta a Pepper Potts, soltaba un spoiler como una catedral: iban a ser padres. Y en una epopeya cósmica de estas magnitudes esas cosas no salen de la cabecita de un guionista así como así. Salen, cuando salen, para hacernos sufrir. Y es que enseguida los guionistas dijeron que en Vengadores Endgame íbamos a llorar, a pasarlas canutas, no como en Infinity War, que eso ni es sufrir ni es ná. Y luego, encima, fíjate, encima, van y nos cuentan en una supuesta filtración que el comienzo de Spider-Man Far From Home (Spider-Man, Lejos de casa) empieza con Spidey lamentándose de la muerte de Iron Man. Y, claro, el nudo en la garganta empieza a apretarse...

Por cierto, en el cómic original de Infinity War, Iron Man muere bien muerto (luego resucita, pero esa es otra historia). Muere justo después de la Bruja Escarlata. Y no se lo carga Thanos, sino Terraxia, una de sus ayudantes. Le sirve, literalmente, la cabeza de Tony en bandeja. Le planta el casco de Iron Man goteando sangre. Pero bueno, como luego va Nébula y deshace todo lo que había hecho Thanos con el guantelete, pudimos respirar tranquilos. Aunque esta vez, no sé por qué, me parece que Tony, al menos el Tony que conocemos, no se va a ir de rositas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades