¡Yo también quiero salir!

El mercenario Mitsurugi, que surca océanos en busca de una espada de poder no tiene nada que ver con batallas espaciales, no conoce el Poder del Lado Oscuro, ni la Fuerza que acompaña a Yoda o Darth Vader.

Mitsurugi, uno de los protagonistas de Soul Calibur IV, el clásico juego de lucha plagado de colores y entornos 3D, usa un arma blanca, pero no ha vivido la invención del rayo láser y no sabe lo que se puede hacer con una espada fosforescente. Él y otros 25 personajes tienen nuevos enemigos galácticos contra los que luchar en esta entrega. Solo podrán enfrentarse contra Darth Vader en la PlayStation 3 y con Yoda en la Xbox 360. Y es que Namco, la compañía que lo ha desarrollado, también sabe que esta es una buena táctica para atraer a la legión de fans del mundo fantástico de George Lucas. Es una gran oportunidad para ver cómo se desenvuelven estos personajes entre patadas, saltos y cuchillos. Quizás sea que da algo de morbo. De hecho, la mayoría de estas apariciones
estelares se producen en juegos de lucha como Mortal Kombat o Metal Gear Solid.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Tendencias