La lotería: una ilusión común

199 años lo avalan

image
Como dice un refrán: "Todas las bolas van al bombo"

En este vendaval de prohibiciones y privatizaciones que atravesamos en nuestro país, se encuentra nuestra querida Lotería que pronto dejará de ser Nacional para pasar su actividad al sector privado. Como la polémica y el debate están servidos y se cumplen este mes de marzo 199 años desde el primer sorteo de Lotería Nacional en España, queremos aprovechar para recordar los inicios de los "bombos de la ilusión".

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Viva la Pepa

En España, la lotería se implantó por primera vez en 1763, aunque no en el concepto que la conocemos actualmente, sino que en sus inicios fue diseñada para dar los beneficios a obras de caridad. Por aquel entonces se hacía un sorteo al mes cada año a un precio de 4 pesos.

El primer sorteo oficial de la Lotería Nacional se celebró en Cádiz, un día como hoy pero del año 1812 tras ser aprobada e instituirse oficialmente los sorteos en España por las Cortes de Cádiz. ¿La intención? aumentar los ingresos del Tesoro Público sin tener que recurrir a subir los impuestos a los ciudadanos. La primera fecha propuesta fue la Navidad, ante la respuesta de un sentir popular ante su llegada. Este sentir dio la vuelta al mundo en poco tiempo.

El ganador del primer boleto de lotería fue el número 9.606 y gracias a 40 reales obtuvo 8.000 pesos fuertes. Pocos son hoy los que recuerdan qué era un real y un peso fuerte (equivalente a 20 reales)… ha llovido mucho.

Antes de 1812, la Lotería llevaba otro apellido en lugar de Nacional: Real. Pero el cambio de época contribuyó a que estas denominaciones caducas pasaran a la historia.

¿Y de dónde viene?

La primera idea del boleto de la suerte la tuvieron los genoveses. Durante su república, existía la costumbre de echar a suertes el nombre de cinco de los senadores que debían ocupar ciertas plazas en el Senado. Para que nos hagamos una idea, el Senado genovés se formaba por un total de 90 miembros.

De una caja que tenía cinco bolas marcadas –correspondientes a los cinco cargos vacantes– de un total de 50 salían las ganadoras; el público, sin conocer a ninguno de los 90, realizaba apuestas de los que creían podían ser los agraciados, lo que se convirtió, como pueden imaginar, en objeto de una feroz especulación. Por ello, varios banqueros fueron autorizados para verificar que las operaciones fueran regulares. Con este último motivo se creó la lotería por primera vez en el año 1629. En pocos años los países vecinos se contagiaron de la ilusión de los números de la suerte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Quorioseando

Sin lugar a dudas los 199 años de historia de la Lotería Nacional dan para muchas anécdotas y vivencias y aún hoy son una de las tradiciones que más solera tienen en nuestro país.

Tan solo una vez se ha repetido en dos ocasiones el número del gordo: el 15.640. La primera vez que salió fue en la Navidad del año 1956 y la segunda en 1978.

En cuanto a las terminaciones de los números, una ha sido claramente la más repetida: el número cinco. El simpático número de la rima ha salido un total de 29 veces. El 1, por ejemplo, ha hecho su aparición estelar tan solo 7 veces.

En 1949, un ciudadano malagueño se acercó a una Oficina de Correos (donde antiguamente se jugaba la Lotería) asegurando que sabía qué número sería el premiado en el próximo Sorteo Extraordinario: el 55.666. La obcecación del hombre se debía a que lo había soñado. Lo más fuerte del asunto es que, efectivamente, el 55.666 fue el Gordo de ese año. La expectación del país fue total.

En 1957, la Lotería en nuestro país se incrementó de forma definitiva, siendo el modelo de entonces el mismo que tenemos (o casi, teníamos) hasta el día de hoy. Fue entonces cuando por vez primera se retransmitió en directo por TV uno de los sorteos. La participación ciudadana subió como la espuma, lo que hizo convertir los boletos en lo que son hoy: vehículos culturales con parte de nuestra cultura popular impresa en ellos.

Otra costumbre curiosa del jugador de lotería es comprar números relacionados con grandes momentos, catástrofes o vinculados con ídolos de masas. Por ejemplo, en 2006, el número más solicitado fue el de la fecha de la muerte de Rocío Jurado y durante la emisión de la popular serie Lost (Perdidos) se ha solicitado en masa los números que tanto se repiten en cada uno de sus capítulos: 4 8 15 16 23 42).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ser humano