Haz turismo en Chernobil

El turismo nuclear, de moda

image
Una noria abandonada en la ciudad de Chernóbil (o Chernobyl), donde ocurrió el mayor accidente nuclear.

Si estás cansado del turismo convencional y te gustan las emociones fuertes, esta propuesta te interesa. Chernóbil, cuyo reactor nuclear sufrió una grave explosión en 1986 que propagó su radiactividad por toda Europa, se ha convertido en un destino turístico, según explican en la web On Earth.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Algunas empresas privadas organizan el viaje y ofrecen visitas guiadas (hay que seguir el recorrido “oficial” y no salirse del grupo) por entre 100 euros y 375 euros, dependiendo del número de integrantes que se consiga.

Sus responsables ofrecen entre otras cuestiones una visita a la planta nuclear, incluido los restos del reactor número cuatro, la comida (fuera de la zona de Chernóbil), el paso por el punto de control de Dytyatky y una medición de la radiación.

La planta siguió produciendo energía hasta el año 2000 y todavía mantiene una plantilla de 2.500 personas. Desde el desastre, que de forma permanente ha provocado el desplazamiento de más de 300.000 personas, se mantuvo una zona de exclusión de 30 millas cerrada al público. Pero ya no es así y ahora también se puede entrar.

Particularmente macabra es la visita a Prypyat, una ciudad que llegó a contar con 50.000 habitantes. Ahora es un pueblo fantasma donde incluso los libros todavía permanecen en los pupitres de la escuela.

El gobierno del Ucrania asegura que estas “visitas turísticas” son ilegales y la seguridad de los turistas no se puede garantizar. Las autoridades ucranianas esperan acabar en 2015 un nuevo sarcófago para el reactor que explotó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Tendencias