La revolución con una cámara

Publicar un libro es en ocasiones mucho más que un acto de crea­tividad.

image
La saharaui Aminattou Haidar, una de las activistas retratadas

Puede ser también un gesto de compromiso con quienes luchan por construir un mundo mejor.
Eso es precisamente lo que ha hecho la fotógrafa Sofía Moro (colaboradora de Quo), autora de Defensores. El testimonio obstinado. En este volumen, publicado por Amnistía Internacional, la cámara de Sofía pone rostro a treinta héroes de carne y hueso, a treinta activistas que pe­lean en otros tantos países por algo que a estas alturas debería ser obvio: la defensa de los derechos humanos. Por las páginas del libro desfilan personajes como Alexandra Loaiza, periodista colombiana amenazada de muerte por denunciar los crímenes de la guerrilla y los paramilitares; Bellah Nyamoga, trabajadora social que ayuda a reinsertar a las mujeres congoleñas prostituidas por los grupos armados; y Oksana Chelysheva, reportera rusa que investiga los abusos cometidos en Chechenia. La obra de Sofía Moro es una nueva muestra de una tendencia editorial en boga: los libros de fotografía comprometida. Una corriente en la que también se inscribe Viaje a la India, del fotógrafo Juan Manuel Rodrigo. En este caso, el autor se ha desviado de las rutas turísticas para atrapar con su cámara a los niños que viven en las barriadas de Calcuta, a las mujeres del campo y a los sacerdotes que moran en los templos más recónditos. El resultado es una obra que demuestra que la India es un país con mil caras y en el que la alegría, la tristeza, la tradición y la miseria pueden coincidir en un mismo rostro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Tendencias