Tranquilo, ‘encomiástico’ no es un insulto

No hay más que echarse a la cara cinco minutos de un capítulo de Muchachada nuí (TVE 2) para ver cómo algún personaje le espeta al otro frases del tipo: “Vaya coche t’has echao, cacho cabrón”.

image
De izquierda a derecha, Ernesto Sevilla, Joaquín Reyes y Julián López, protagonistas de Muchachada Nuí.

Eso es un insulto encomiástico, es decir, que pretende halagar (encomiar) algo del interlocutor. Tanto los lingüistas como los psicólogos coinciden en que tienen dos funciones muy similares. La primera es hacer ver que la amistad o cercanía con el otro es tal que no le importa que le dediquemos una mala palabra. La segunda es una tentativa: a veces se emplea precisamente para medir el nivel de cercanía de una relación. Cuanto mayor sea el improperio que aguante el otro, más confianza demuestra concedernos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ser humano