Y qué poca sirve para beber, cocinar, lavar...

De toda el agua del mundo, solo un 3% es dulce.

Dentro de ella, la que se puede extraer de acuíferos subterráneos, de los ríos y lagos es un porcentaje también pequeño, y aún menor a la que se puede acceder fácilmente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ser humano