Ciencia ¿ficción?

El apocalípsis ecológico que M. Night Shyamalan cuenta en su última película, El incidente, podría darse

image
El prota del filme, Mark Walberg, y su familia rodeados de hierba asesina. Lo llevais crudo, chicos.

Aviso: Este texto contiene SPOILERS. Si aún no has visto 'El incidente', no sigas leyendo.

Nadie sabe lo que está ocurriendo. En todo el mundo millones de personas son víctimas de un extraño síndrome que les empuja a suicidarse en masa. Y si el extraño fenómeno no cesa la humanidad se dirigirá directa hacia su extinción. ¿Pero por qué? ¿Han envenenado los terroristas el aire con una sustancia venenosa? ¿O se trata de un fallido experimento del gobierno? Nada de eso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La explicación es mucho más sencilla y aterradora. Por causa de las agresiones medioambientales, la splantas se defienden segregando una toxina venenosa que se transmite por el aire y que empuja a los seres humanos a quitarse la vida.Evidentemente, solo es una fantasía. Pero está construída sobre una base más o menos veraz. , lleva años estudiando unas peculiares floraciones de algas tóxicas que viven en aguas del Pacífico, conocidas como HABs. Estos organismos segregan toxinas muy poderosas que acaban con los peces, gaviotas y otras formas de vida acuáticas, pudiendo incluso afectar a través de ella al ser humano. Dave Caron, biólogo de la Universidad del sur de California

Su efecto sobre nuestro organismo es bastante nocivo, ya que provoca daños neurológicos y puede llegar incluso a causar la muerte. Para Caron, la contaminación oceánica es una causa de la abundante proliferación de este alga tóxica. Y esto nos lleva de nuevo a la película de Shyamalan. Porque es agradable encontrar un filme que, además entretener e inquietar, nos haga reflexionar (aunque sea indirectamente) sobre los fenómenos extraños aunque naturales que suceden en nuestro propio planeta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias