Desde la mina de Chile

"Jimmy tiene una bebita de dos meses"

image
Captura de la imagen de la sonda de video que nos muestra el rostro del minero atrapado Jimy Sánchez Lagües, un joven de 19 años que comenzó a trabajar en la mina hace tres meses.

¿Cuánto tiempo podrán sobrevivir los 33 trabajadores aislados a 700 metros de profundidad?. El escenario junto al derrumbe de la mina chilena de San José, a unos 40 kilometros de Copiapó, es estremecedor. Un sol radiante y caluroso que ha marcado la temperatura en 27° aproximadamente.

Las personas que hoy son las 33 “oficiales”, es decir, una por cada minero, además de otras 10, más menos, que son familiares que han llegado por su cuenta. En total, cada día de semana pululan alrededor de 300 personas en el campamento

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Desde allí, Sergio Zarricueta Astorga, el jefe de comunicación de Copiapó, cuenta a Quo como viven los familiares, cómo les han hecho llegar los primeros alimentos, y como se mantienen viva la esperanza de rescate.

1. ¿Se ha reconocido al minero cuyo rostro aparece en las imágenes tomadas por la cámara-sonda?
Aunque no está clarificado, se piensa que puede ser el joven de 19 años, Jimmy Sánchez Lagües, quien fue padre tan solo hace 2 meses de una bebita. Este muchacho llevaba alrededor de 3 meses trabajando en esta mina; antes laboraba en la construcción, pero con el fin de contar con un poco más de recursos económicos cambió su oficio, para ganar unos 700 dólares mensuales.

2. Hay alguna información de los familiares de este minero.
Su padre comentó a los medios locales que él siempre tuvo la esperanza de encontrarlo con vida, no así su madre que ya estaba un poco desmoralizada y, cada día que pasaba, perdía un poco más las esperanzas, por lo que para ella en particular la noticia de ayer fue un regalo de navidad anticipada

3. ¿Se han iniciado las operaciones para enviarles agua y alimentos? ¿Qué les envían? ¿Cómo se les hace llegar?
Durante las horas de anoche, el personal a cargo de las operaciones procedió a “encamisar” el orificio que dejó el sondaje, para reafirmarlo y evitar desplomes y, por ende, que se tapa este ducto. Una vez acabada esta tarea, se procedió a enviar la “paloma”, un tubo de PVC de aproximadamente un metro de largo, donde se incluían instrucciones del nutriciólogo sobre cómo y qué tomar respecto de las medicinas enviadas allí, para volver a “hacer estómago”, luego de los 17 días sin alimento sólido. También se les envió suero y agua sólida. La idea, naturalmente, es primero “recuperar”, lo que incluye hidratar a los mineros, luego vendrá el proceso de alimentación sólida

Publicidad - Sigue leyendo debajo

4. Hay otros mineros que han querido hacer el rescate por su cuenta. ¿Están capacitados para hacer el rescate? ¿Están organizados? ¿Lo han intentado?
Exactamente, hubo un par de “pirquineros”, (viene del término minero pirquén: foso profundo) que, a la luz que no había respuestas positivas de los sondajes, perdió la calma e intentó ingresar por la fuerza a la rampla de acceso, pero el gobierno – a través de carabineros – les impidió el paso, señalando que “no queremos más muertos”, lo que fue una buena medida, porque el cerro continúa “moviéndose” y eso puede provocar otro derrumbe en cualquier momento. Además, esta gente si bien tiene experiencia de vida, por los años que llevan como mineros, no contaba con el equipamiento necesario ni la ayuda externa para emprender esta tarea

5. ¿Conoces cómo se llevará a cabo el rescate? ¿Hasta donde está permitido acercarse? ¿Puede describirme la zona?
El rescate se llevará a cabo mediante excavar un foso de 66 centímetros de diámetro, con una placa perforadora mayor que esta mañana llegó desde la minera Andina, sector ubicado a 2 horas de Santiago hacia el nororiente. Para tal efecto, se aprovechará la misma senda ya trazada por el sondaje que permitió el encuentro de los mineros. Una vez terminada esta tarea que se presume no será antes de dos meses, se utilizará un canastillo para izar a la superficie los 33 mineros.
El sector de la mina San José, comenzada a explotar alrededor del año 1890 (siglo XIX), se ubica a unos 45 kilómetros hacia el norponiente de Copiapó (180 mil habitantes), la capital de la región de Atacama que, a su vez, se ubica a 800 kilómetros al norte de Santiago, la capital de Chile.
El sector es totalmente árido, no existe locomoción colectiva, sólo llegan los vehículos mineros y, con el fin de evitar la aglomeración de curiosos, carabineros determinó restringir el paso de curiosos hasta el epicentro del episodio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

6. ¿Cómo se vive en Copiapó este suceso?
Copiapó ayer lloró de emoción, al igual que en todo Chile, porque si bien la mayoría de los mineros son de Atacama, muchos vienen desde el centro y sur del país, además de un boliviano (Carlos Mamani); por lo que la comuna se vio conmocionada con este accidente, ya que como es relativamente pequeña, las familias de estos mineros están insertas en la vida diaria de los barrios de esta ciudad y, donde quiera que uno se traslade, existe un familiar de alguno de estos mineros, lo que “acerca” el drama al resto de la población.

7. ¿Qué supone para la región el cierre de esta mina?
No solo para Copiapó, sino que para todo Chile, el cierre de esta mina significa un antes y un después en la labor extractiva minera, sobre todo para los yacimientos de piques, porque –como lo prometió el Presidente de Chile Sebastián Piñera- se pondrá énfasis en las exigencias para que operen este tipo de minas y, al mismo tiempo, se acentuará la fiscalización de los expertos en seguridad minera.
Afortunadamente, el sacrificio de unos pocos, servirá para el beneficio de la mayoría, ya que no es posible que los empresarios mineros se llenen los bolsillos (aprovechando el buen precio del cobre), sin que inviertan en la seguridad de sus trabajadores. A partir de esta desgracia hay un “nunca más” algo igual.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

8. ¿Se ha producido algún nuevo contacto con ellos?
Como te decía antes, en el transcurso de esta mañana se les hizo llegar el primer envio con alimentos suaves e hidratantes intestinales, a través de una cápsula plástica.
EN los próximos días se intentará comunicación radial con ellos, para luego dar paso al proceso de apoyo sicológico para que aguanten los 3 ó 4 meses de espera que significa su rescate desde las profundidades.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ser humano