Punta y talón

Caminar con una prótesis convencional supone un gasto de energía para quien la lleva equivalente a "arrastrar" 13 kilogramos de peso extra.

image
pié artificial

Sin embargo, investigadores de la Universidad de Michigan (EEUU) y de la de Tecnología de Delft (Holanda) han conseguido inventar un pie artificial capaz de capturar la energía disipada y reciclarla para ayudar a este movimiento. Un microcontrolador en su base captura la energía generada por el movimiento natural de caminar, la almacena y la reutiliza. Su eficacia es tal que, según sus creadores, la reducción del gasto de energía necesaria para mover esta prótesis respecto a las convencionales es de un 23%.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Tendencias