Los científicos australianos han encontrado un fármaco que ayudaría a prevenir y reparar los daños causados por el síndrome del corazón roto

¿Te han roto el corazón alguna vez? Seguramente no tenga mucho que ver con el síndrome del corazón roto, que también se conoce como cardiomiopatía de Takotsubo. Esta patología se debe a un fallo en el movimiento de contracción del ventrículo izquierdo, una de las cámaras del corazón que se encarga de bombear sangre al resto del cuerpo. Los síntomas de esta enfermedad son similares a los de un ataque al corazón, dolor en el pecho, falta de aire y latidos irregulares.

Un estudio de la Universidad de Monash ha encontrado por primera vez un fármaco que previene y repara los daños causados por el síndrome del corazón roto. El ácido suberanilohidroxámico o SAHA es un fármaco que hasta ahora ha sido utilizado como tratamiento para el cáncer. Sin embargo, un grupo de científicos ha comprobado que tiene un potente efecto cardioprotector.

Los expertos sospechan que este síndrome puede aparecer cuando aumentan los niveles de hormonas asociadas al estrés. La liberación de estas hormonas está asociada a eventos emocionales traumáticos como la muerte de un familiar. Cuando estas hormonas llegan al corazón pueden producir cambios en las células del músculo cardiaco y en los vasos sanguíneos, de manera que el ventrículo izquierdo deja de contraerse correctamente.

El síndrome del corazón roto está asociado al estrés

El SAHA es un medicamento que regula la expresión de ciertos genes lo que podría ser clave para el tratamiento de esta enfermedad.  Además la investigación ha revelado que este fármaco no solo ralentiza el progreso de la lesión cardiaca sino que podría llegar a revertir los daños causados. De esta manera los pacientes, en su mayoría mujeres, se recuperarían completamente del síndrome. Para el otro tipo de corazón roto aún no hay tratamiento conocido.

REFERENCIA

SAHA attenuates Takotsubo-like myocardial injury by targeting an epigenetic Ac/Dc axis