Cuando caminas en pareja, flotas en las nubes del amor pero vas más lento que si fueras sólo

Caminar es bueno para la salud, y parece que en el mundo de la pandemia de COVID-19 se ha vuelto un hábito común para poder salir de casa y tomar un poco de aire.

Los beneficios de caminar aumentan cuando el ritmo es más vivo, pero ¿cómo influye el salir a pasear en compañía en nuestro paso? Según los resultados de un nuevo estudio de la Universidad de Purdue en Indiana, EE UU, tal vez debamos cambiar esta preferencia.

Los investigadores se preguntaron si caminar con nuestra pareja romántica influye en la velocidad del paseo. Tras cronometrar a varios grupos de parejas de entre 29 y 79 años, han podido comprobar que cuando van juntos, caminan más lento. Los detalles del estudio se han publicado en la revista Gait & Posture.

Cómo saber si caminamos más lentos en pareja

Para poner a prueba su investigación, el equipo de Purdue analizó la duración y la velocidad del caminar de 72 parejas románticas. Los investigadores se centraron en las parejas románticas al considerar que sus miembros suelen velar por que el otro siga un estilo de vida saludable, incluyendo el fomento del ejercicio.

El equipo esperaba que el miembro más lento de la pareja aceleraría su velocidad para adaptarse a quien caminaba más rápido. Para comprobar si era así, calcularon la duración del caminar cuando cada individuo de la pareja caminaba sólo, cuando iban en conjunto y cuando caminaban de la mano.

Además, el camino presentaba dos condiciones distintas. Una parte del camino era libre, y en la otra se incluían obstáculos. Según comprobaron, en ambos tipos de caminos, las parejas iban al menos a una velocidad 0,05 m/s menor cuando caminaban juntas, y más aún cuando iban de la mano. Estos resultados se evidenciaron al compararlos con la velocidad de los paseantes solitarios.

Lógicamente, todos los participantes fueron más lentos en el camino obstruido. En cuanto a la edad y al sexo, las parejas mayores iban más despacio y, en ellas, las mujeres eran más lentas. Según los investigadores, la disminución de la velocidad de la marcha podría comprometer los beneficios para la salud, y esto puede ser aún peor para la población que envejece.

Por qué medir la velocidad del caminar

La velocidad cuando andamos está relacionada con nuestra salud en general. Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Sidney, en Australia, sugirió que aumentar el ritmo del caminar puede reducir el riesgo de mortalidad por cualquier causa, como, por ejemplo, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Aumentar la velocidad del caminar en 0,10 m/s incrementa las posibilidades de vivir más años

En otro estudio más completo de la Universidad de Pittsburgh, en Pensilvania, EE UU, los datos de 35.000 ancianos revelaron que con un un incremento de solo de 0,10 m/s en la velocidad al caminar aumentaba la supervivencia media.

A pesar de los resultados que revela el estudio de Purdue, sus investigadores coinciden en que cualquier actividad física, independientemente de la velocidad, es mejor que ninguna. Aunque las investigaciones futuras serán las que determinen definitivamente qué efectos tiene que el caminar en pareja, no debemos olvidarnos de los beneficios de caminar para la salud.

REFERENCIAS

Changes to gait speed when romantic partners walk together: Effect of age and obstructed pathway