La ventaja de una vacuna intranasal (por la nariz) contra la COVID-19. Así será una de las vacunas españolas desarrollada por el CSIC

Luis Enjuanes, el virólogo que dirige el desarrollo de una de las vacunas españolas contra la COVID-19, asegura en una entrevista a CSIC que se administrará por  inoculación intranasal, es decir, por la nariz, será de una dosis y podría estar lista en un año. ¿Cuáles son sus ventajas?

Foto superior: El virólogo Luis Enjuanes, en el Centro Nacional de Biotecnología del CSIC. / CNB-CSIC Comunicación.

Enjuanes, quien lidera un equipo de investigación en el Centro Nacional de Biotecnología (CNB), ha detallado que la vacuna que desarrolla será además ‘autoamplificable’, lo que significa que la dosis de ARN que se inyecta podría multiplicarse hasta 5.000 veces dentro del organismo.

¿Por qué una vacuna que se administre por la nariz?

Respuesta local contra el virus

Existe una vacuna nasal aprobada para la gripe y una vacuna oral para la fiebre tifoidea.

La mayoría de las vacunas se administran mediante una inyección en el tejido muscular. Sin embargo, la mayoría de las infecciones virales ocurren en superficies mucosas como los pulmones y el tracto respiratorio superior, el tracto reproductivo o el tracto gastrointestinal. Crear una barrera de defensa sólida en esos sitios podría ayudar al cuerpo a defenderse de las infecciones de manera más eficaz.

Existe una vacuna nasal aprobada para la gripe y una vacuna oral para la fiebre tifoidea. Ambas vacunas consisten en virus vivos atenuados, que son más capaces de atravesar las barreras mucosas

Enjuanes explica que la vía de administración intramuscular, la que se está usando hasta ahora, “no es la más adecuada porque induce una inmunidad general en todo el organismo, sistémica, y menos fuerte en las mucosas. Las mucosas (nasales, oculares, respiratorias, etc.) son espacios abiertos al exterior y la inmunidad en esas zonas se induce mejor localmente, presentando ahí el antígeno [la sustancia que provoca la respuesta inmunitaria; en este caso, la vacuna]. Este virus entra prioritariamente en nuestro organismo a través de las vías respiratorias, por eso si administras la vacuna intranasalmente, inmunizas esa zona y la protección es mayor”

Los virus que infectan las mucosas

Muchos virus infectan a sus huéspedes a través de superficies mucosas como el revestimiento del tracto respiratorio. Investigadores del MIT también han desarrollado una estrategia de vacunación que puede crear un ejército de células T que están listas y esperando en esas superficies, ofreciendo una respuesta más rápida a los invasores virales. Han publicado el estudio en Science Inmunology.

Han demostrado que podían inducir una fuerte respuesta de las células T de memoria en los pulmones de los ratones del experimento dándoles una vacuna modificada para unirse a una proteína presente de forma natural en el moco. Esto puede ayudar a transportar la vacuna a través de las barreras mucosas, como el revestimiento de los pulmones.

Además de proteger contra los patógenos que infectan los pulmones, estos tipos de vacunas inhaladas también podrían usarse para tratar el cáncer que hace metástasis en los pulmones.

Dirigirse a los tumores

Los investigadores también probaron una vacuna de las mucosas contra el cáncer. En ese caso, utilizaron un péptido que se encuentra en las células del melanoma para inmunizar a los ratones. Cuando los ratones vacunados se expusieron a células de melanoma metastásico, las células T en los pulmones pudieron eliminarlas. Los investigadores también demostraron que la vacuna podría ayudar a reducir los tumores pulmonares existentes.

Este tipo de respuesta local podría hacer posible el desarrollo de vacunas que evitarían la formación de tumores en órganos específicos, al dirigirse a antígenos que se encuentran comúnmente en las células tumorales.